Podríamos considerar a los virus como simples agentes, muchas veces patógenos, que ocasionan enfermedades de las que nos podemos recuperar. Sin embargo, sabemos que existen algunos tipos que pueden resultar letales, y por si fuera poco, nos predisponen a otras enfermedades como el cáncer y la diabetes.

Ahora un equipo de investigadores del Instituto Karolinska en Suecia y sus colegas finlandeses informaron en un artículo publicado en Science Advances sobre la producción de una vacuna para estos virus que causan diabetes tipo 1.

Relación entre los enterovirus y la diabetes tipo 1

Las causas de la diabetes tipo 1, también conocida como diabetes juvenil, son desconocidas, pero existe evidencia de que hay un componente genético incidiendo junto con factores externos para que aparezca.

Los investigadores creen que uno de estos factores ambientales son las infecciones causadas por un subgrupo muy común de patógenos conocidos como enterovirus. En este sentido, especifican la familia Coxsackie B (CVB), que se compone de seis cepas que pueden dar lugar al resfriado común.

Pero como ocurre con otras infecciones virales, en algunas ocasiones, la enfermedad derivada puede ser mucho peor que la común. Y en el caso de los CVB, también pueden causar infecciones más graves que conducen a enfermedades como la miocarditis y la meningitis.

Además, varias observaciones científicas han relacionado a estos virus con la diabetes tipo 1, que consiste en un ataque autoinmune contra las células beta productoras de insulina en el páncreas. Ciertas teorías sugieren que la infección con esta familia de virus puede desencadenar este ataque de parte del sistema inmunitario.

Por ejemplo, estudios epidemiológicos que involucraron niños con un perfil de riesgo genético para la diabetes tipo 1 les hicieron seguimiento a través de análisis de sangre durante muchos años, y encontraron que los CVB podrían ser un contribuyente en esta enfermedad.

Una vacuna contra las seis sepas conocidas de CVB

Sin embargo, los investigadores del Instituto Karolinska y sus colegas de la Universidad de Tampere y la Universidad de Jyväskylä en Finlandia desarrollaron una vacuna capaz de proporcionar protección contra las seis cepas conocidas de CVB.

Según su informe, probaron la vacuna en diferentes modelos animales. Entre ellos, los ratones, en los cuales demostraron que la propuesta protege a los ratones infectados con estos virus del desarrollo de diabetes tipo 1 inducida por ellos.

Los investigadores también probaron la vacuna en monos rhesus, los cuales son genéticamente muy similares a los seres humanos, observando que esta indujo la formación de anticuerpos contra los CVB, lo que sugiere que podría proteger contra estos virus.

Protección contra la diabetes, miocarditis y los resfriados

Una vez garanticen que la vacuna es segura para los seres humanos, los investigadores planean usar la vacuna en niños con un perfil de riesgo genético para la diabetes tipo 1. Y si el número de niños que desarrollan esta enfermedad disminuye tras la vacunación, o ninguno la desarrolla, quedará confirmado que los CVB son un factor ambiental desencadenante.

“Esperamos que estos ensayos muestren que este tipo de vacuna es efectiva contra las infecciones CVB y se puede administrar a los niños”, dice Malin Flodström-Tullberg, profesor de diabetes tipo 1 en el Departamento de Medicina, Huddinge, Karolinska Institutet, y El autor correspondiente del estudio.

La mejor parte es que esta vacuna no solo protegería a la población más joven de la diabetes tipo 1, sino que también protegería tanto a niños como adultos contra la miocarditis y algunos tipos de resfriados.

Referencia:

A hexavalent Coxsackievirus B vaccine is highly immunogenic and has a strong protective capacity in mice and nonhuman primates. https://advances.sciencemag.org/content/6/19/eaaz2433