El coronavirus es un tema común ahora para el mundo entero. Su paso por los territorios internacionales ha dejado atrás más de 250 mil muertes y ya supera los 3.5 millones de contagios en todo el globo.

Mientras no se tenga una vacuna o una cura efectiva para este, frenar su avance solo será posible a medias, a través de medidas como las cuarentenas. Sin embargo, a falta de alguno de los elementos antes mencionados, apenas esta se levante, el riesgo de un segundo brote de la enfermedad en países “curados” será demasiado alto.

Por suerte, el mundo sabe esto y las comunidades científicas de todo el planeta han puesto todos sus esfuerzos en desarrollar una propuesta que nos lleve a la consecución de una vacuna efectiva contra el COVID-19.

108 posibles vacunas se prueban alrededor del mundo

Este martes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un documento de paisaje, en el que se encargó de recopilar todas las iniciativas en el mundo que actualmente se encuentran trabajando en pro de este fin. Al juntarlas todas, se puede apreciar que son más de 100 diferentes esfuerzos en el globo, todos con un fin común.

El archivo registra las acciones de 108 grupos diferentes, todos en distintos estadios de lo que son las pruebas para validar la vacuna contra el COVID-19. A pesar de que hay específicamente 108 iniciativas, solo las primeras ocho ya se encuentran realizando ensayos clínicos.

La primera prueba en humanos, pero no la única

El NIH (National Institutes of Health) de Estados Unidos fue el primer organismo en dar la cara. Recientemente, reportaba que se encontraba ya realizando pruebas de su prototipo de vacuna en humanos. Dichas pruebas iniciaron hace ya casi dos meses, el 16 de marzo de 2020.

Desde entonces, el número de iniciativas y de pruebas de laboratorio solo se ha multiplicado. Un simple ejemplo de esto se puede ver reflejado en las 108 vacunas que se prueban actualmente. Tan solo para el 30 de abril había 96 estudios para esta vacuna. Ahora, con menos de una semana de distancia, ha llegado casi una decena de nuevas investigaciones.

En la variedad está la clave

Mientras más iniciativas se sumen a esta carrera por encontrar una vacuna efectiva, mayores serán las posibilidades de hallarla rápido. Muchos estudios tienen sus similitudes, pero la mayoría de estos se encuentran dando un enfoque único a sus ensayos.

Los más avanzados trabajan con vectores no replicables del virus, otros trabajan con sus proteínas, con el ARN o con partículas del virus inactivas total o parcialmente, entre otros enfoques. Asimismo, muchas de las vacunas cuentan con bases similares a las utilizadas con otros virus afines como el SARS o el MERS. No obstante, también hay algunas que se salen de este patrón y muestran bases comunes con otras enfermedades y virus como el ebola, el zika, la influenza, la chikungunya, la peste y los norovirus, solo por mencionar algunos.

Un claro ejemplo de esto es la vacuna ChAdOx1 que se prueba en la Universidad de Oxford (Reino Unido). Su base abarca otras enfermedades como el MERS, la influenza, el TB, la chikungunya, el zika, el MenB y la peste. Al igual que el del NIH, este prototipo ya se encuentra siendo probado en humanos. Pero su proceso inició mucho más tarde, siendo su primera prueba el 25 de abril de este año.

Las iniciativas del planteta

Alrededor del mundo también existen otras instituciones que se encuentran realizando pruebas como la Universidad de Beijing (China), que tiene varias vacunas en varios estados de avance bajo su tutela. También nos encontramos con las Universidades de Tokio y Osaka (Japón) que siguen esta línea y presentan diversas alternativas que avanzan a ritmos distintos.

Sumado a esto, en los Estados Unidos otras universidades como la de Alberta, la de Pittsburgh y la Universidad Tulane también están iniciando sus propias pruebas. No obstante, estas aún se encuentran en sus etapas más preliminares.

Es claro que la vacuna no ha llegado aún hasta nosotros. Pero, por la forma en la que ha reaccionado el mundo, tal vez no tengamos que esperar tanto como creíamos para que lo haga.