El pasado jueves los senadores republicanos de los EE.UU. anunciaron un nuevo proyecto de ley que permitirá vigilar cómo las empresas hacen uso de los datos personales de los usuarios en las aplicaciones de rastreo del coronavirus (COVID-19).

Desde finales del 2019 e inicios del 2020, muchas empresas tecnológicas han creado una serie de aplicaciones orientadas al COVID-19 que prometen jugar un papel fundamental para frenar la propagación del virus.

El senado y la protección de datos

Hace unas semanas Google anunció que se encontraba trabajando en un ‘Sistema de Notificación de exposición’ a través del Bluetooth del smartphone para alertar a los usuarios que estuvieron cerca de alguna persona que diera positivo al COVID-19, un sistema que desde su presentación provocó sentimientos encontrados entre los usuarios.

Como este, muchos proyectos se han presentado, pero al igual que las aplicaciones que toman los datos de los usuarios para ofrecer promociones personalizadas a los usuarios, estas pueden comprometer su información personal a costa del funcionamiento del sistema, es por ello, que los republicanos del senado de los EE.UU. dan pie a una nueva ley que velará por proteger los datos de los usuarios durante la pandemia.

Ley de Protección de Datos del Consumidor COVID-19

De acuerdo con la fuente, Roger Wicker señala que los datos recopilados durante el COVID-19, tienen un gran potencial para ayudar a contener el virus y limitar futuros brotes”, sin embargo, esto también podría prestarse para una violación a la privacidad de los usuarios.

¿Por qué el coronavirus es comparable con una enfermedad de transmisión sexual?

Una condición que ha llevado al senado a presentar esta ley denominada: “Ley de Protección de Datos del Consumidor COVID-19”, que tiene por objeto dar a los consumidores un mayor control sobre como las compañías recopilan y utilizan sus datos de salud, geolocalización y proximidad durante la pandemia.

La transparencia de datos 

Es por ello, que el senado le exigirá a las empresas que mantengan de forma clara todo el procedimiento que realicen con los datos de los usuarios, ya que deberán explicar a los consumidores de forma clara cómo se manejarán los datos y cuánto tiempo se conservarán.

Adicionalmente, Wicker menciona que las empresas deberán obtener el consentimiento de los usuarios para recopilar o transferir esos datos  a fin de rastrear la propagación de la pandemia, y que los mismos deberán ser eliminados cuando ya no se usen para la emergencia de salud pública.

Aunque esta ley aún no ha sido aprobada por el senado, se espera que la misma se termine de formular y sea aprobada, ya que es necesario proteger a los usuarios del mal uso de sus datos durante la pandemia.

Más en TekCrispy