En una declaración reciente, la Oficina del Director de Inteligencia Nacional de EE.UU. informó que el nuevo coronavirus “no fue creado por el hombre ni modificado genéticamente”, confirmando así lo declarado a mediados de febrero por varios científicos que aseguraban que el patógeno se había desarrollado naturalmente en los murciélagos.

Y a pesar de haber descartado esta teoría conspirativa detrás de la pandemia, Estados Unidos mantiene sus ojos sobre China. Aún queda confirmar que el SARS-CoV-2, causante del COVID-19, no haya salido del Instituto de Virología de Wuhan, un laboratorio ubicado en la ciudad de Wuhan que casualmente se dedicaba al estudio de los coronavirus.

Pero el presidente Donald Trump sigue empeñado en llegar al fondo y encontrar un culpable para esta crisis mundial más allá de las prácticas humanas imprudentes. Y además de amenazar al país asiático con aranceles, aseguró con mucha confianza que tiene en sus manos evidencia de que el coronavirus se originó en dicho laboratorio.

Castigos contra China

Un artículo publicado en The Washington Post informó que para el jueves 30 de abril estaba prevista una reunión de representantes de varias agencias gubernamentales, incluyendo los de la inteligencia, a fin de discutir las represalias contra China.

Pero durante una rueda de prensa desarrollada en la Casa Blanca, cuando un periodista le preguntó a Trump si planeaba cancelar parte de sus obligaciones de deuda con la capital china, Pekín, como una forma de castigo hacia el país por su responsabilidad en la pandemia, la respuesta fue algo discreta.

El mandatario estadounidense no dio seguridad de plantear sanciones de este tipo, indicando que había otros medios que podrían servir para ello, como los aranceles.

“Podemos hacerlo de otras formas, podemos hacerlo con aranceles, podemos hacerlo de otra formas incluso más allá de eso, sin tener que jugar a ese juego”, respondió, sin ofrecer más detalles sobre la posibilidad de un castigo.

Trump sostiene que el gobierno chino tiene responsabilidad sobre la propagación del coronavirus, alegando que tuvieron oportunidad de haberla detenido pero prefirieron permitir que se expandiera a otros países.

“Podrían haberlo parado, China es una nación muy brillante, científicamente y en otras cosas. Se escapó, digamos eso, y ellos podrían habérselo guardado, podrían haberlo parado, pero no lo hicieron”.

¿El SARS-CoV-2 proviene de un laboratorio en Wuhan?

Lo curioso es que también dijo que tenía pruebas que le permiten asegurar que el verdadero origen del SARS-CoV-2 es el laboratorio de la ciudad de Wuhan, China, donde surgieron los primeros casos.

Para confirmar esto, un periodista le preguntó si estas pruebas eran tan convincentes como para afirmar con un alto grado de confianza que el nuevo coronavirus se originó en dicho laboratorio, a lo que la respuesta fue: “Sí, sí las tengo y creo que la Organización Mundial de la Salud [OMS] debería estar avergonzada”.

El tema es por demás polémico dado que ya han surgido algunos indicios de que la OMS estaba al tanto de lo que pasaba en China incluso antes de que se informara al público en general.

Por supuesto, esto es de esperar, pues como hemos explicado, las agencias de salud deben recolectar primero una buena cantidad de información para poder dirigirse al mundo. El problema es que en este contexto en particular la OMS ha sido tachada de ayudar a China a lavarse las manos.

Y Trump ha sido uno de los pioneros de dichas acusaciones. El presidente dijo que la OMS ha actuado como “una agencia de relaciones públicas” por las alabanzas que emitió en su momento hacia el Ejecutivo chino sobre el manejo del brote. Por esta razón, tomó la decisión de congelar los pagos a la organización ente 60 y 90 días, como anunció a mediados de abril.

Sin embargo, las acusaciones no son unilaterales. Algunos funcionarios chinos también han emitido acusaciones graves que sugieren que los soldados estadounidenses introdujeron la enfermedad durante su participación en los Juegos Mundiales Militares de Wuhan en octubre. Pero por el momento, la teoría más aceptada es que el virus salió de un mercado húmedo de animales en Wuhan.

Referencia:

Trump says he has seen evidence Covid-19 was created in a Wuhan lab – video. https://www.theguardian.com/us-news/video/2020/may/01/trump-implies-he-has-seen-evidence-covid-19-was-created-in-a-wuhan-lab-video