Inicia otro mes, otro tiempo donde la cuarentena preventiva continúa y el distanciamiento social permanece para evitar que la propagación del coronavirus. Sin embargo, así como lo conversamos hace unos días: el mundo se está preparando para volver a andar, o por lo menos empezar a gatear.

Así como en España ya están trabajando en sus protocolos para poder iniciar las grabaciones de producciones en set, en Noruega y República Checa están listos para la apertura de las salas de cine. Aunque eso signifique recibir a la mínima capacidad de los usuarios.

La industria del entretenimiento se podrá en marcha pronto

Ambos países han decidido abrir las puertas de sus cines mucho antes de lo indicado. Noruega, que en un principio levantaría el cierre parcial el 12 de mayo, ahora ha decidido hacerlo para el 07 de este mes. Por su parte, República Checa lo haría el 25 de mayo pero cambiaron de opinión para adelantar los eventos dos semanas, hasta el 11 de este mes.

De nuevo, decisiones como esta siempre darán pie a un debate donde las empresas pueden ser, o no, consideradas como irresponsables, anti parabólicas e inconscientes ante las medidas de salud mundial. No obstante, antes de opinar se debe conocer toda la verdad.

Tanto Noruega como República Checa abrirán las salas de cine bajo ciertas limitaciones, como por ejemplo: solo se permitirán 50 personas por sala y se deberá mantener la distancia obligatoria de un metro de separación.

Por su parte, el ministro de salud checo, Adam Vojtech anunció que además de los cines se reactivarán los eventos deportivos y culturales que no superen la asistencia de 100 personas, todo esto a partir del 11 de mayo.

Las medidas forman parte de la necesidad de afluencia económica que se tiene en locaciones como Praga, uno de los espacios más buscadas para la producción internacional de cine y televisión.

Asimismo, se debe tomar en cuenta que el gobierno checa ha sido uno de los más elogiados por su manejo de la pandemia del COVID-19, por lo que es bastante probable que las decisiones que se están tomando han sido bien pensadas y asimiladas.