Hemos explicado en varias oportunidades que las personas co enfermedades crónicas son especialmente vulnerables a sufrir síntomas graves e incluso morir por COVID-19. Y a pesar de que se ha analizado aún muy poca información al respecto, los especialistas recomiendan que estos grupos de riesgo no suspendan sus tratamientos habituales incluso si dan positivo para la infección.

De hecho, un nuevo estudio publicado en la revista New England Journal of Medicine deja evidencia de ello, al menos para los pacientes con hipertensión. Y es que, según indican los autores, los medicamentos recetados comúnmente para la presión arterial alta no empeoran el pronóstico de los pacientes con COVID-19.

No hay impacto negativo en medicamentos antihipertensivos

El estudio surgió de una pregunta planteada por la American Heart Association, el American College of Cardiology y la Heart Failure Society of America en una declaración conjunta emitida el 17 de marzo: ¿los medicamentos para la presión arterial alta (antihipertensivos) empeoran los resultados de COVID-19 para los pacientes?

Entonces un equipo de profesionales de la Escuela de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York, decidió evaluar el efecto de cuatro tipos de medicamentos utilizados para esta condición: inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA), bloqueadores de los receptores de angiotensina (BRA), bloqueadores beta o bloqueadores de los canales de calcio.

Identificaron pacientes en COVID-19 consultando el registro de salud electrónico de Langone Health de la NYU del cual extrajeron el historial médico necesario para el análisis, reuniendo así información de 12,594 individuos.

Los investigadores no encontraron vínculos entre el tratamiento con cualquiera de estos cuatro medicamentos y una mayor probabilidad de que los pacientes dieran positivo para el COVID-19. Pero la mejor parte es que no encontraron evidencia de que estos fármacos pudieran empeorar la evolución de la enfermedad.

Los medicamentos pueden usarse con seguridad

Y tal como indica Harmony Reynolds, MD , directora asociada del Centro de Investigación Clínica Cardiovascular en NYU Langone Health y autora principal de esta investigación, “comprender la relación entre estos medicamentos de uso común y el COVID-19 fue una preocupación crítica de salud pública”. Esto debido a que casi la mitad de los adultos estadounidenses sufre de presión arterial alta, una proporción muy elevada que podría significar altas tasas de mortalidad si no se toman las precisiones pertinentes.

“Nuestros hallazgos deberían tranquilizar a la comunidad médica y a los pacientes sobre el uso continuo de estos medicamentos comúnmente recetados, que previenen eventos cardíacos potencialmente graves por derecho propio”.

Ahora, habiendo descartado cualquier efecto nocivo de los medicamentos contra la hipertensión sobre los pacientes con coronavirus, la comunidad científica y el público en general queda a la espera de estudios similares para otros medicamentos y otras condiciones de salud relevantes.

Referencia:

Study Finds High Blood Pressure Medications Safe for Patients with COVID-19 Disease. https://nyulangone.org/news/study-finds-high-blood-pressure-medications-safe-patients-covid-19-disease