A medida que el mundo continúa luchando con la pandemia del coronavirus, se siguen identificando nuevos síntomas de la enfermedad. Además de los síntomas más comunes (fiebre, dificultad para respirar y tos seca), COVID-19 también ha relacionado con la conjuntivitis, erupciones en la piel y problemas digestivos.

En las últimas semanas, dermatólogos de todo el mundo han reportado otro signo potencial de infección por coronavirus a la que se refieren como “dedos de los pies COVID”, un sarpullido rosado-rojizo en los dedos de los pies, que puede volverse púrpura con el tiempo y causar una sensación de ardor.

Lesiones dermatológicas

Las observaciones iniciales se surgieron de un comunicado de prensa publicado el 9 de abril por el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos de España, después de que los especialistas comenzaron a registrar numerosos casos de personas enfermas, principalmente niños y jóvenes, que presentaban pequeñas lesiones dermatológicas en sus pies, a veces en ausencia de otros síntomas de COVID-19 o antes de la aparición de otros síntomas.

Las causas que subyacen al síntoma no están claros, pero se ha sugerido que se trata de una respuesta inmunitaria específica a la infección por coronavirus.

Estas lesiones aparecen alrededor de las puntas de los dedos de los pies y generalmente sanan sin dejar marcas en la piel. Los especialistas comparan las marcas con las que resultan de la varicela, el sarampión o el pernio (pequeñas lesiones que aparecen en los dedos de los pies después de la exposición a temperaturas muy frías).

Los “dedos COVID” no se reconocen como un síntoma confirmado para la enfermedad coronavírica, pero asociaciones de podología y dermatología de varios países han observado una correlación entre las lesiones de los dedos de los pies y la infección por coronavirus.

Una señal temprana

Las causas, mecanismos o fundamentos que subyacen al síntoma no están claros, pero para algunos especialistas puede tener algo que ver con cómo el virus estimula la inflamación. También se ha sugerido que se trata de una respuesta inmunitaria específica a la infección por coronavirus.

Los llamados “dedos de los pies COVID” se distinguen por un sarpullido rosado-rojizo en los dedos de los pies, que puede volverse púrpura con el tiempo y causar una sensación de ardor.

Hasta la fecha, la recopilación de casos de manifestaciones dermatológicas de COVID-19 ha sido un desafío dada su relativa infrecuencia y la rápida propagación de la enfermedad. Los dermatólogos recurren a redes informales, incluidos los medios de comunicación social, para compartir las manifestaciones cutáneas de la enfermedad.

En este sentido, un equipo de trabajo de la Academia Americana de Dermatología creó un registro en línea de dermatología COVID-19, donde los proveedores de salud pueden informar sobre problemas relacionados con la piel que se cree están relacionados con COVID-19, incluidos sarpullidos, erupciones y los dedos COVID.

Los investigadores esperan que la base de datos ayude a los médicos a comprender la relación entre el coronavirus y la piel y con ello determinar si alguno de estos problemas cutáneos puede ayudar con la detección temprana de la enfermedad.

Referencias:

The AAD COVID-19 Registry: Crowdsourcing Dermatology in the Age of COVID-19. Journal of the American Academy of Dermatology, 2020. https://doi.org/10.1016/j.jaad.2020.04.045 

Registro de casos compatibles COVID-19. Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos de España, 2020. https://bit.ly/3d0osuV