Es probable que llegues a este artículo porque en los últimos meses has estado soñando cosas más raras de lo normal. Porque lo sabemos bien, la mayoría de los sueños no tienen ni pies ni cabeza, pero no por ello no significan nada.

La pandemia de COVID-19 ha alterado nuestro estilo de vida a tal punto que hasta soñamos con ella, ¿o no? Nos encontramos en escenas en las que nos contagiamos o nuestros padres, abuelos, amigos o cualquier ser querido se contagia y corremos a un hospital y no hay camillas ni respiradores. ¡O quizás ni siquiera podemos llegar al hospital porque la ciudad es un caos, con personas haciendo compras masivas y corriendo de un lado a otro con mascarillas puestas!

Pues bien, se ha convertido en un tema recurrente, y expertos como Lauri Loewenberg, una analista profesional de los sueños, afirma que “hay un aumento definitivo en los sueños inquietantes últimamente”, y estos pueden estar inspirados en el coronavirus y la incertidumbre que ha ocasionado.

Sueños motivados por la pandemia

Muchos de los sueños son similares al ejemplo descrito al principio, pero no necesariamente todos tengan como escenario la pandemia o el brote de una enfermedad. En cambio, estos pueden incluir situaciones catastróficas como tornados y guerras nucleares, que a pesar de no estar relacionados directamente con el coronavirus, podrían estar motivados por la situación actual.

“Incluso los sueños que me informaron que no son necesariamente perturbadores todavía giran en torno al coronavirus, porque está afectando prácticamente a cada parte de nuestras vidas”, dijo Loewenberg.

A ello añadió lo que muchos ya saben: por lo general soñamos con las cosas que más nos preocupan, en las que más pensamos durante el día, y actualmente el coronavirus es protagonista de los pensamientos de más de uno.

Naturalmente, soñamos con lo que más tenemos en mente o lo que más nos afecta durante el día, y en estos días, el coronavirus y todo lo relacionado con él consume nuestros pensamientos, e incluso cómo avanzamos en nuestro día”.

Cambios en el estilo de vida afectan los sueños

Y no solo el hecho de la pandemia, sino también los efectos que ha causado sobre la rutina que llevaban los humanos en diferentes partes del mundo. Estos cambios no solo han causado sueños más extraños, sino que la gente sea más consciente de ellos o los recuerde más que antes.

“La gente recuerda más sus sueños porque la mayoría de nosotros ya no tenemos que despertarnos con una alarma súper temprano y prepararnos para ir a trabajar”, explica Loewenberg. “Nos quedamos más tiempo en la cama por las mañanas, y eso permite más tiempo para recordar los sueños. El despertador es el mayor asesino del recuerdo de sueños”.

La utilidad de nuestros sueños

Y a pesar de que la sensación al despertar después de un sueño catastrófico como los mencionados por lo general no es buena, la especialista en el tema explica que estos pueden ser útiles.

Estos sueños no necesariamente sean predictivos, como muchos podrían creer. En su lugar, podrían estar reflejando el grado de preocupación o estrés que estamos experimentando en medio de esta pandemia.

“Es importante recordar que, por más molestos que puedan ser estos sueños, en realidad son buenos para nosotros, ya que son reflejos brutalmente honestos de cómo estamos manejando nuestro estrés, preocupación y comportamiento en este momento. Si sus sueños se vuelven cada vez más estresantes, eso es una clara indicación de que el estrés de su vida de vigilia se está descontrolando”.

Loewenberg también advierte que los períodos de mayor incertidumbre y ansiedad probablemente evoquen un aumento generalizado de los sueños relacionados con desastres. Es decir, habrá más sueños y pesadillas con esta temática “hasta que el virus ya no se sienta como una amenaza diaria”.

Y aunque suene cliché, esto podemos usarlo como motivación para intentar tomar la situación de una manera más optimista, o por lo menos, de una manera en que no nos afecte tanto.

Referencia:

Coronavirus Dreams Are the New Work Dreams. https://www.dollarshaveclub.com/content/story/coronavirus-dreams-are-the-new-work-dreams