Todos hemos experimentado al menos una vez en la vida un dolor de cabeza, quizás como parte de un resfriado, durante un viaje en automóvil, ferry o avión, producto del estrés, mucho tiempo mirando un pantalla, falta o exceso de sueño,tras una noche de alcohol o sin ninguna razón aparente.

Por lo general, esto no es motivo de preocupación y puede resolverse con una tableta de acetaminofén. Pero aún así no debemos darlo por sentado como algo normal. Ciertamente habrá situaciones en las que un dolor de cabeza puede convertirse en un síntoma digno de preocupación, y a continuación explicaremos cuáles son las condiciones.

Tres tipos de dolores de cabeza

Según el neurólogo quiropráctico Dr. David Friedman, lo primordial es entender a nuestro cuerpo. Esto es, identificar qué tipo de dolores de cabeza son los que solemos experimentar y la causa detrás de ellos. Para ayudarnos en esta tarea, explica que hay tres tipos de dolores de cabeza: el que ocurre por tensión, por migraña y el cervicogénico.

El dolor de cabeza por tensión es el más común, y suele ocurrir por contracciones musculares en las regiones de la cabeza y el cuello. Por otro lado, la migraña, un término muy temido por muchos, que es un dolor de cabeza de larga duración (entre cuatro horas y tres días o más) que puede llegar a ser incapacitante.

Y por último, tenemos el dolor de cabeza cervicogénico, que es causado por una desalineación vertebral en el cuello o espondilosis cervical. Esto puede ocurrir tras una sufrir una caída, un latigazo o una lesión deportiva.

Friedman explica que si al experimentar este dolor de cabeza presenta síntomas leves, o bien similares a los de dolores de cabeza experimentados en otras oportunidades, no hay problema en tratarlo con medicamentos de venta libre o con otras técnicas menos invasivas.

El dolor de cabeza común sin síntomas adicionales “puede tratarse de manera conservadora con medicamentos de venta libre o un enfoque más natural como como terapia de masaje o acupuntura”, dice Friedman.

¿Cuándo es necesario un médico?

Sin embargo, hay situaciones en los que los síntomas se vuelven debilitantes y exceden los límites de la normalidad. Es en una situación así en la que lo mejor es buscar atención médica.

“Debe buscar atención médica inmediata si experimenta un dolor de cabeza intenso asociado con una pérdida de visión o conciencia o vómitos incontrolables”, advierte Friedman, citando algunos ejemplos de síntomas graves.

Algunas personas que padecen de migraña pueden experimentar síntomas neurológicos que que indican que iniciará un dolor de cabeza, como visión borrosa, hormigueo en la cara o en las manos.

“Alrededor de un tercio de las personas que padecen migraña tienen síntomas neurológicos (llamado “aura de migraña”), que incluye una progresión lenta de la visión borrosa, a veces acompañada de hormigueo en la cara y las extremidades superiores. Estos síntomas generalmente desaparecen en una hora. Si estos síntomas tienen un inicio inmediato y duran más de 60 minutos, o no se resuelven, debe consultar a un médico”.

Otro punto de atención es la existencia simultánea del dolor de cabeza con debilidad de un lado del cuerpo, dificultad para hablar o caminar. “Además, si tiene un dolor de cabeza persistente que parece que nunca desaparece y desarrolla fiebre, escalofríos, pérdida de peso o sudores nocturnos, debe ser evaluado por su médico para descartar una posible afección médica subyacente”, advirtió el experto.

Los dolores de cabeza ciertamente no son señal de nada bueno, pero podemos tomarlos como una señal de advertencia para cambiar en lo que nos lo esté ocasionando, como hábitos de vida poco saludables.

Referencia:

Headache Is a Headache You Need to Worry About. https://www.dollarshaveclub.com/content/story/how-to-know-when-your-headache-is-a-headache-you-need-to-worry-about