Durante la última semana de abril, se celebra la Semana Mundial de la Vacunación, la cual tiene como objetivo promover la vacunación como una forma efectiva de evitar enfermedades.

Este año, la ocasión ha coincidido con la pandemia de COVID-19, una enfermedad infecciosa causada por un nuevo coronavirus denominado SARS-CoV-2, la cual ha sido muy difícil de contener debido a su elevada infectividad y a la ausencia de una vacuna.

Para entender un poco la magnitud del problema, conviene destacar que por lo general el desarrollo de las vacunas tarda más de 10 años. Obviamente, este tiempo es demasiado largo para dar respuesta a una enfermedad catalogada como “diez veces más mortal que la gripe” por la Organización Mundial de la Salud.

Pero por suerte, hay otras enfermedades como el sarampión y la poliomielitis, que han logrado ser contenidas con la distribución de las vacunas. He allí la importancia de proporcionar financiamiento a desarrollos tecnológicos que permitan acortar el tiempo de su desarrollo.

Con motivo de esta celebración, dedicaremos este artículo a divulgar algunos de los proyectos y tecnologías de vacunación más avanzados de todo el mundo

Micro parches de vacunas en lugar de jeringas

Cuando hablamos de vacunas, por lo general pensamos en jeringas penetrando la piel humana. Sin embargo, este concepto podría cambiar con la implementación de micro parches que podrían ser también eficaces en la inmunización contra enfermedades como la hepatitis B.

En lugar de jeringas, las vacunas podrían administrarse con parches económicos y de fácil almacenamiento.

Su gran ventaja es que su producción es barata y, sobre todo, son fáciles de almacenar. Muchas vacunas son sensibles a los cambios de temperatura y solo se mantienen bajo ciertas condiciones, lo que implica costos en refrigeración que en muchas regiones del mundo puede suponer un gran obstáculo.

Por otro lado, los parches podrían incluso colocarse estando en casa, reduciendo la necesidad de trasladarse a un centro de salud para que alguien más la administre. Una alternativa muy atractiva para hacer llegar vacunas a zonas rurales y pobres en todo el mundo.

Rapidvac, una plataforma para acelerar el desarrollo de vacunas

En 2018, la Coalition for Epidemic Preparedness Innovations (CEPI) y el Imperial College London anunciaron una asociación para desarrollar una plataforma innovadora llamada Rapidvac que tendría como objetivo acelerar el proceso.

La plataforma de vacuna de ARN autoamplificadora permitiría la producción de vacunas eficaces contra múltiples patógenos virales justo a tiempo. En lugar de esperar años, tomaría solo meses, lo cual sería especialmente útil para brotes como el del COVID-19.

Escaneo del iris

Por último, tenemos el escaneo del iris, un método que permite crear registros digitales y rastrear a las personas que han recibido las dosis completas de las vacunas para enfermedades como las causadas por el virus del Ébola y el sarampión.

De esta forma, los países con un gran movimiento de personas y poca infraestructura de salud podrían garantizar el suministro de las vacunas a más personas, y así ser más eficaces en la prevención de estas enfermedades.

Referencia:

The future of vaccines: Three innovations from around the world. https://wellcome.ac.uk/news/future-vaccines-three-innovations-around-world