En un mundo en el que la pandemia del coronavirus avanza dejando una estela de muerte, sistemas de salud afectados, y profundos daños económicos y sociales aún por determinar, sumado a la carencia de tratamientos efectivos o vacunas para hacerle frente a la enfermedad, el concepto de fortificar el sistema inmune cobra más vigencia que nunca.

En este sentido, investigadores de la Universidad del Sur de California examinan cómo el ayuno y las dietas que imitan el ayuno pueden ayudar a la función inmune, incluida la eficacia de la vacuna y la respuesta del cuerpo a la infección por virus como la influenza y eventualmente COVID-19.

Rejuvenecimiento del sistema inmune

Un estudio en ratones realizado en el año 2014 encontró que el ayuno redujo los recuentos de glóbulos blancos (o linfocitos), un componente clave del sistema inmunológico, lo que a su vez desencadenó que el sistema inmunológico comenzara a producirlos una vez se restauraba la alimentación.

Más recientemente, los investigadores han encontrado evidencia de que los ciclos de dietas en ayunas, o que simulan el ayuno, seguidas de una alimentación normal, promueven el rejuvenecimiento del sistema inmune dependiente de células madre.

Los investigadores señalan que más relevante para hacer frente a una posible enfermedad es mantenerse bien alimentado en general.

Los primeros ensayos clínicos muestran que este proceso de “limpiar” los glóbulos blancos más viejos mediante períodos cortos de ayuno, y luego estimular la restauración de sus niveles normales cuando se detiene el ayuno, también puede ocurrir en humanos, proporcionando beneficios potenciales para la salud.

Estos hallazgos respaldan la realización de ensayos clínicos para determinar si este enfoque puede mejorar la función del sistema inmune en humanos de edad avanzada sin causar efectos secundarios perjudiciales y aumentar la eficacia de la vacunación en adultos mayores.

Estrategias dietéticas

El envejecimiento está asociado con una progresiva disminución funcional del sistema inmunológico, lo que se conoce como inmunosenescencia, la cual tiene varias consecuencias, entre ellas una mayor susceptibilidad a las infecciones y las enfermedades autoinmunes, una menor respuesta a la vacunación y una inflamación crónica.

La eficacia de la vacuna y el mayor riesgo de complicaciones graves por infección viral, como COVID-19, son temas especialmente importantes para los adultos mayores, y el enfoque de fortificar el sistema inmune mediante estrategias dietéticas cobra relevancia.

Existe evidencia de que los ciclos de dietas en ayunas o que simulan el ayuno, seguidas de una alimentación normal, promueven el rejuvenecimiento del sistema inmune.

Estudios previos muestran que dieta que simula el ayuno, además de favorecer la pérdida sana de peso, redujo los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, incluida la presión arterial y los signos de inflamación, así como la glucosa y los niveles reducidos de IGF-1, una hormona que afecta el metabolismo. En pacientes con cáncer, la dieta parecía sensibilizar las células cancerosas a la quimioterapia y disminuir los efectos secundarios del tratamiento.

Si bien muchos de los resultados son prometedores, los investigadores advierten que cualquier tipo de dieta de ayuno o de imitación del ayuno, solo debe realizarse con la guía de un médico, más aún en aquellos que padecen una enfermedad crónica o sospechan que tienen una enfermedad.

Las medidas de contención implementadas para hacer frente a la propagación del coronavirus pueden proporcionar una oportunidad para que las personas prueben una dieta de ayuno o que lo imite, pero lo más relevante para hacer frente a una posible enfermedad, señalan los investigadores, es mantener una buena alimentación en general.

Referencias:

Nutrition and fasting mimicking diets in the prevention and treatment of autoimmune diseases and immunosenescence. Molecular and Cellular Endocrinology, 2017. https://doi.org/10.1016/j.mce.2017.01.042

Prolonged Fasting Reduces IGF-1/PKA to Promote Hematopoietic-Stem-Cell-Based Regeneration and Reverse Immunosuppression. Cell Stem Cell, 2014. https://doi.org/10.1016/j.stem.2014.04.014

A Periodic Diet that Mimics Fasting Promotes Multi-System Regeneration, Enhanced Cognitive Performance, and Healthspan. Cell Metabolism, 2015. https://doi.org/10.1016/j.cmet.2015.05.012