De acuerdo a los datos recopilados por el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, más de 3 millones de personas en todo el mundo han sido diagnosticadas con COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

De esos más de 3 millones de casos COVID-19 confirmados, se han registrado más de 206.000 muertes relacionadas con la enfermedad. Los datos también muestran que más de 870.000 personas se han recuperado totalmente después de contraer la la infección.

Desplazamiento indetenible

El coronavirus se ha desplazado por el mundo como un incendio forestal. Al principio, muchos tenían la impresión de que se trataba de algo lejano, pero con el paso de las semanas, la amenaza fue difuminando esa visión, llegando a estar inquietantemente cerca, tanto que ha arrasado el mundo en unos pocos meses, dejando cientos de miles de muertos, las economías aplastadas y el futuro de millones de personas en el limbo.

Desde diciembre de 2019, cuando se detectaron los primeros casos en la ciudad de Wuhan en China, el virus se ha propagado por todos los continentes, a excepción de la Antártida, con casos reportados en 210 países.

Aunque en la mayoría de los casos la enfermedad se presenta con síntomas leves similares a los de la gripe, ocasionalmente causa problemas graves y potencialmente mortales.

La lista de los países más afectados la encabeza Estados Unidos, ya acercándose al millón de casos diagnosticados y al menos 55.500 muertes confirmadas. España, con más de 23.500 muertes, Italia con cerca de 27.000 y Francia con más de 23.200 muertes le siguen en la desafortunada lista.

En opinión de algunos expertos, es probable que las cifras reales sean mucho más altas. La base de datos de la Universidad Johns Hopkins se basa en la información sobre pruebas positivas de los gobiernos locales, por lo que tiene sus límites.

Por ejemplo, no está claro que se pueda conocer la tasa exacta de mortalidad, la tasa de recuperación y la propagación del virus sin realizar pruebas exhaustivas, algo de lo que carecen actualmente muchos países. Además, la base de datos se basa en informes proporcionados por las autoridades locales, por lo que existe la sospecha de que algunos gobiernos oculten el verdadero alcance de los brotes de sus naciones.

Ruta de transmisión

El coronavirus SARS-CoV-2 puede transmitirse entre humanos a través de gotitas respiratorias, aunque probablemente no sea la única vía de transmisión. El contacto cercano también es una fuente de transmisión a través del contacto directo o indirecto con las membranas mucosas en los ojos, la nariz o la boca. También existe la posibilidad de transmisión aérea en un ambiente relativamente cerrado con exposición continua a altas concentraciones de aerosol.

La infección por coronavirus provoca síntomas generalmente leves, y ese es realmente el secreto del éxito de la propagación del virus. Muchas personas ni siquiera se dan cuenta de que están contagiadas, por lo que inconscientemente van infectando a otros.

El número de casos confirmados del coronavirus supera la barrera de los 3 millones en todo el mundo, con más de 200.000 muertes.

Aunque en la mayoría de los casos la enfermedad se presenta con síntomas leves similares a los de la gripe, ocasionalmente causa problemas graves y potencialmente mortales. Esto sucede cuando el virus se desplaza de la zona nasofaríngea y se desplaza a los pulmones, causando neumonía.

En algunos casos, el sistema inmunitario de una persona entra en sobremarcha, atrayendo células inmunes a los pulmones para atacar el virus y provocar inflamación. Por causas que aún no están claras, este proceso puede descontrolarse, provocando lo que se conoce como tormenta de citoquinas, lo que genera una inflamación severa que puede resultar mortal.

Si bien todas las poblaciones son susceptibles al SARS-CoV-2, los ancianos y las personas con enfermedades subyacentes o función inmunológica comprometida tienen más probabilidades de convertirse en casos graves que requieren de hospitalización y que son difíciles de manejar.

Referencias:

Coronavirus disease 2019 (COVID-19): current status and future perspectives. International Journal of Antimicrobial Agents, 2020. https:// doi.org/10.1016/j.ijantimicag.2020.105951

COVID-19 Map – Johns Hopkins Coronavirus Resource Center. Johns Hopkins University, 2020. https://coronavirus.jhu.edu/map.html