La pandemia de COVID-19 es un evento sin precedentes que ha logrado causar estragos económicos importantes y hacer reflexionar a muchas personas respecto a sus hábitos de consumo.

Si bien muchos están comiendo más de la cuenta dentro de sus casas, otros se encuentran más preocupados por haber perdido su empleo o ante la posibilidad inminente de ello, tener deudas que pagar o simplemente no poder adquirir los mismos productos que antes por la escasez y la falta de dinero.

Muchos eruditos de diferentes áreas del saber consideran que la llegada de esta amenaza invisible podría marcar un antes y un después en la historia de la humanidad, una opinión que cada vez es más aceptada incluso por los dueños de grandes compañías.

En este caso citaremos a Alan Jope, director ejecutivo de Unilever, uno de los mayores fabricantes de comestibles a nivel mundial, quien declaró recientemente que la pandemia de coronavirus desencadenará “cambios duraderos” en las tendencias de compras.

Más jabón y artículos de higiene

Ciertamente, las prioridades de consumo podrían cambiar drásticamente durante un buen tiempo, y los consumidores podrían simplemente enfocarse en garantizar una buena alimentación e higiene.

“Creo que podremos mirar hacia atrás y ver esto como un punto de inflexión para las compras de comestibles en línea”, apuntó Jope. “Buena suerte para conseguir una cita para la entrega de comestibles. Creo que eso persistirá y ajustaremos nuestro enfoque para reflejar eso”.

Jope predijo un incremento de las compras de alimentos en línea, algo que no era realmente extraño antes de la pandemia. En Estados Unidos y Australia, por ejemplo, muchas personas acostumbran hacer sus compras en línea con entregas a domicilio.

Pero también podría haber un aumento en la demanda de jabón y otros artículos de limpieza en vista de que la higiene es un punto de vital importancia y muchas más personas son conscientes de ello. “Todo lo relacionado con la higiene continuará”, aseguró.

Cambios importantes en la demanda de productos

Unilever, que controlar más de 400 marcas, experimentó cambios significativos en la demanda de sus productos durante los últimos tres meses. El helado Cornetto y Magnum, vendidos mayoritariamente en cafeterías y restaurantes, ya no se vendía como antes, mientras que los consumidores mostraban mayor interés por llenar sus armarios de la cocina con fideos, mayonesa y spray de limpieza.

Por otro lado, ahora que muchos han pasado a trabajar desde casa, el tema de la higiene es un tanto abstracto. Jope admitió que las personas “se afeitaban un poco menos”, lo cual también había reducido la demanda de máquinas de afeitar. Y ya que no hay que salir mucho de casa, los baños y el uso de desodorante ya no serán tan frecuentes, lo cual también se evidenció en los datos de Unilever.

De hecho, la demanda de productos de limpieza e higiene personal aumentó más del 10 por ciento en los primeros tres meses de 2020, lo que a su vez resultó en un aumento general del 2.4 por ciento en sus ventas de atención domiciliaria.

Mientras que el colapso en la demanda de helados causó una caída de 1,7 por ciento en sus ventas de alimentos, sobre todo por el hecho de que no se materializaron los pedidos de los puntos tradicionales. Bien sabemos que estos productos suelen consumirse con frecuencia durante salidas y vacaciones, y por el momento, ese tipo de actividades están limitadas.

Ahora bien, estos cambios ciertamente pueden alterar la estabilidad de empresas como Unilever. Algunos gobiernos han establecido esquemas para proteger los empleos y pequeñas empresas, pero en cuanto a ello, Jope dijo que probablemente este tipo de ayudas no estén estipuladas para empresas como la suya. “Preferiríamos mantener nuestro destino en nuestras propias manos”, concluyó.

Referencia:

Coronavirus will cause ‘lasting changes’ to shopping habits, says Unilever boss. https://www.theguardian.com/business/2020/apr/23/coronavirus-will-cause-lasting-changes-to-shopping-habits-says-unilever-boss