Después de pasar semanas promocionando la hidroxicloroquina como un fármaco milagroso contra el coronavirus, contraviniendo las pautas médicas, el presidente Donald Trump ha perdido la fe en el medicamento, y no injustificadamente.

La razón del cambio de opinión presidencial fue el resultado de un estudio realizado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) en 368 pacientes con coronavirus atendidos en los hospitales de Asuntos de Veteranos, el cual encontró más muertes entre los pacientes tratados con hidroxicloroquina que entre los que recibieron atención estándar.

Internet Archive deberá cerrar 'National Emergency Library' tras demanda por piratería

Ningún beneficio

El estudio, que aún no ha sido revisado por pares y no fue un “experimento riguroso”, encontró que el 28 por ciento de los pacientes que recibieron el medicamento contra la malaria hidroxicloroquina como un posible tratamiento para COVID-19 murieron, en comparación con el 11 por ciento de fallecimientos registrado en pacientes que solo recibieron atención de rutina.

El estudio no encontró evidencia de que el uso de hidroxicloroquina, con o sin azitromicina, proporcionara algún beneficio en el tratamiento de pacientes hospitalizados con Covid-19.

Cerca del 22 por ciento de los pacientes que recibieron la hidroxicloroquina en combinación con el antibiótico azitromicina también perdieron la vida, pero los investigadores no consideraron esta diferencia lo suficientemente relevante como para descartar otros factores que podrían haber afectado la supervivencia.

Sobre la base de estos resultados, los investigadores informaron que no encontraron ningún beneficio en el uso de este medicamento como tratamiento de los casos de COVID-19.

Mayor riesgo

La entusiasta recomendación del presidente Trump respecto al uso de la hidroxicloroquina se fundamentó en un pequeño estudio francés que afirmaba tener una tasa de éxito del 100 por ciento en el tratamiento de pacientes con coronavirus con el medicamento. El estudio ha sido desacreditado después de que se descubriera que los investigadores eliminaron de sus resultados a varios pacientes que murieron o que fueron trasladados a una unidad de cuidados intensivos.

Un panel convocado por el NIH emitió nuevas pautas advirtiendo a los médicos contra el uso de hidroxicloroquina, especialmente en combinación con el antibiótico azitromicina, cuyo uso fue promovido una y otra vez por el presidente Trump.

Los investigadores examinaron los resultados de pacientes con COVID-19 que recibieron hidroxicloroquina, un medicamento contra la malaria promocionado por el presidente Trump como tratamiento para la enfermedad coronaviral.

El panel advirtió que la combinación estaba asociada con un mayor riesgo de muerte súbita cardíaca, más otros efectos secundarios. En este sentido, los expertos señalaron que “no hay datos clínicos suficientes para recomendar a favor o en contra del uso de cloroquina o hidroxicloroquina para el tratamiento de COVID-19. Por lo tanto, los médicos que recurren al uso de estos medicamentos en casos de infección por coronavirus deben controlar al paciente en busca de efectos adversos.

Bill Gates afirma que las vacunas para el COVID-19 no solo deberían ir "al mejor postor"

En última instancia, los hallazgos de la investigación resaltan la importancia de esperar los resultados de estudios prospectivos, aleatorizados y controlados en curso antes de la adopción generalizada de estos medicamentos como tratamiento para COVID-19.

Hasta ahora no existe ningún tratamiento, ya sea un medicamento o una vacuna, para COVID-19, la cual ha infectado a más de 2,5 millones de personas y ha matado a cerca de 175.000 en todo el mundo.

Referencia: Outcomes of hydroxychloroquine usage in United States veterans hospitalized with Covid-19. medRxiv, 2020. https://doi.org/10.1101/2020.04.16.20065920

Más en TekCrispy