Ya más de dos millones y medio de personas en todo el mundo se han infectado con COVID-19, mientras que han fallecido 172 mil. Y mientras las restricciones y las medidas de distanciamiento social se extienden por un mes más en muchos lugares, las personas siguen preguntándose cada vez más cuándo volverá todo a la normalidad.

La humanidad espera con ansias el desarrollo de una vacuna que pueda proporcionar inmunidad frente al SARS-CoV-2, el nuevo coronavirus causante de la enfermedad, y aunque ya algunos proyectos van adelantados, de salir todo bien, es probable que tome alrededor de un año aprobar su distribución.

En este orden de ideas, una nueva vacuna candidata, desarrollada por expertos de la Universidad de Oxford, se suma a las que ya han iniciado sus ensayos clínicos. Esta en particular comenzará a probarse en Reino Unido a partir de esta semana.

Un ensayo de seis meses

Matt Hancock, ministro de Salud británico, informó este martes que la nueva vacuna se empezará a probar en humanos a partir del jueves 22 de abril en el marco de un estudio que reclutará hasta 510 voluntarios sanos entre las edades de 18 y 55 años y procedentes de diferentes regiones en el Reino Unido.

Se planea que la mitad de los voluntarios reciban la vacuna, mientras que la otra mitad debe recibir una vacuna de “control” que protege contra la meningitis y la sepsis, según indicó el funcionario. Este ensayo durará alrededor de seis meses, a incluirá una visita opcional al cumplir un año después de la vacunación.

Una vacuna combinada

Según un informe de CNBC, la vacuna está conformada por una versión debilitada de un virus que causa el resfriado común llamado adenovirus combinada con los genes más letales del coronavirus.

El adenovirus, tomado de los chimpancés, ha sido modificado genéticamente para evitar su replicación y crecimiento en los seres humanos. Este fue combinado con genes que codifican las proteínas espiga o proteínas pico, de las que ya hemos hablado en otras oportunidades, las cuales son la herramienta que usa el coronavirus para fijarse bien a las células humanas e infectarlas.

“Esta vacuna tiene como objetivo convertir el arma más potente del virus, sus picos, contra él, generando anticuerpos que se adhieren a ellos permitiendo que el sistema inmune se bloquee y destruya el virus”, dijo Saul Faust, director del Centro de Investigación Clínica de Southampton del Instituto Nacional de Investigación en Salud del Hospital Universitario de Southampton.

La Organización Mundial de la Salud ha informado que actualmente se están desarrollando 70 modelos de vacunas contra el COVID-19 en todo el mundo. Aunque esta es una de las cuatro más adelantadas que ha iniciado pruebas en humanos.

Referencias:

UK to trial potential coronavirus vaccine on people this week. https://www.cnbc.com/2020/04/21/uk-to-trial-potential-vaccine-on-people-this-week-health-minister.html

Southampton researchers set to begin COVID-19 vaccine trials. https://www.uhs.nhs.uk/AboutTheTrust/Newsandpublications/Latestnews/2020/April/Southampton-researchers-set-to-begin-COVID-19-vaccine-trials.aspx