Al día de hoy, muchas compañías de salud y de tecnología han estado trabajando de forma ardua en el desarrollo de mecanismos y/o sistemas que les permitan frenar el rápido avance del coronavirus (COVID-19) en el mundo entero.

Es por ello, que Microsoft junto a un grupo llamado CoVig-19 Plasma Alliance, Biotest, BPL, LFB, Octapharma, CSL Behring y Takeda presentan una novedosa herramienta de detección que ayudará a combatir el COVID-19 con la ayuda de las personas recuperadas.

Microsoft presenta CoVIg-19 Plasma Bot

Esta noticia fue presentada por Microsoft desde su blog, y señala que este nuevo sistema permitirá verificar si una persona en particular califica para ser donante de plasma.

Una verificación que se realiza a través de este bot donde se podrán evaluar a través de una serie de preguntas sobre los medicamentos que la persona ha ingerido, si esta posee alergias a algún medicamento, y otras condiciones médicas para ver si este usuario puede donar plasma.

Estudios anteriores han mostrado enormes avances cuando se utiliza el plasma de una persona recuperada del COVID-19 en la creación de un tratamiento efectivo para pacientes recién contagiados.

Un viejo método como base

Adicionalmente, el uso del plasma en la cura de enfermedades no es nuevo, pues este fue utilizado como tratamiento para la difteria en la década de 1890, la pandemia de gripe de 1918, y hasta en el tratamiento del SARS, el sarampión y la varicela.

Aunque este nuevo método de Microsoft y sus aliados esta relacionado con el plasma, difiere un poco de este viejo método, pues en su lugar se centra en una terapia llamada globulina hiperinmune policlonal (H-Ig).

La terapia globulina hiperinmune policlonal (H-Ig) como método

Un proceso que según relata, se vale de múltiples donaciones de plasma desde donde luego se extraen los anticuerpos en forma líquida, para finalmente ser utilizados en la creación de un medicamento que pueda tratar el virus.

Aunque este método podría ser una luz brillante en el túnel para la cura del COVID-19, la fuente menciona que aún falta mucho por evaluar, pues esta terapia tendría que pasar por múltiples ensayos clínicos antes de ser aprobada en pacientes con COVID-19.