En la actualidad, el coronavirus es un tema que no le es extraño a nadie. El mundo entero ya se ha visto afectado por este en mayor o menor medida. Ahora, este pone todo su empeño en encontrar medios para combatir definitivamente la enfermedad o, al menos, minimizar sus efectos.

Las cuarentenas y el aislamiento social bien llevados han mostrado ser una forma efectiva de evitar el contagio desmedido del COVID-19. Para complementar este tipo de medidas, se busca también encontrar tratamientos alternos que, aunque no puedan curar directamente la enfermedad, al menos sirvan para disminuir su gravedad.

El usar los anticuerpos de los sobrevivientes de la enfermedad parece ser una alternativa prometedora. Por eso, los propios pacientes que han superado el COVID-19 se han unido para movilizarse y promover el desarrollo de esta iniciativa.

El poder del plasma para combatir el COVID-19

En este caso, uno de los métodos más populares que se han estado probando es el uso del plasma convaleciente para curar a pacientes infectados con el coronavirus. Dentro del plasma, la parte líquida que compone la sangre, se ubican los anticuerpos que genera el organismo para protegerse de una enfermedad.

El plasma convaleciente se refiere específicamente a este cuando se extrae con la finalidad de obtener los anticuerpos allí guardados para tratar a otros pacientes. La idea de utilizar este método para tratar una enfermedad no es nueva, de hecho, lleva siglos entre nosotros.

Asimismo, ya se la ha aprovechado para enfrentar a otras amenazas como el ébola, el MERS, el SARS y el H1N1. En estos momentos, se realizan cada vez más pruebas para determinar si el plasma realmente puede ayudar a los pacientes de COVID-19.

Por ahora, los resultados son prometedores, y en algunas naciones como España y Estados Unidos ya se están iniciando programas que buscan poner en práctica esta posibilidad. Para fomentar esta, nos encontramos con los incansables esfuerzos de un grupo de ciudadanos y sobrevivientes conocido como Survivor Corps.

Diana Berrent, mujer que lo inició todo

Diana Berrent se trataba de una ciudadana común como todos nosotros. Un día despertó con dificultad para respirar y, estando al tanto de lo ocurría con el COVID-19, inmediatamente buscó la forma de hacerse la prueba.

Sin embargo, lograrlo no fue tan sencillo ya que estas pruebas no son de fácil acceso. Su determinación la llevó a escribir una carta al consejo local de su ciudad y llamar la atención del congresista Tom Suozzi.

Finalmente, fue gracias a este que ella pudo acceder a las pruebas, que dieron positivo. Luego de su debido proceso de recuperación, que documentó a través de las redes sociales y un convenio con The New York Post, Berrent se convirtió en una figura reconocida.

Entonces, ella decidió usar esta nueva notoriedad para poner su grano de arena en la lucha contra el COVID-19. A través de su propio ejemplo, sigue creando conciencia sobre la importancia de donar sangre a los estudios sobre el plasma y el coronavirus.

Hasta ahora, ella ha colaborado con algunas investigaciones como la de Columbia y también la realizada por Vir Biotechnologies. Contantemente coloca nuevos contenidos en la página de Survivor Corps y sigue siendo una fuente de apoyo e inspiración para las personas que, como ella, desean ayudar aunque sea un poco en medio de toda esta crisis.

Survivor Corps, una iniciativa para salvar vidas

Este grupo abierto de Facebook aún no tiene un mes en desde su activación. Pero, para estos momentos, ya cuenta con más de 33 mil miembros activos. Esta comunidad se está construyendo con sobrevivientes del COVID-19, pacientes activos en busca de ayuda y también de familiares afectados que comparten sus historias con el mundo.

En Survivor Corps Open Group, su nombre en la red social, también se mantiene un flujo constante de información relevante sobre el plasma, las novedades que se han descubierto sobre el mismo y sobre los programas de donación a los que las personas pueden acudir.

Asimismo, ofrecen datos actualizados de detalles sobre los procesos de donación y también los requisitos para ello. En estos momentos, la FDA (Food and Drug Administration) ya ha estipulado unos lineamientos con los requisitos mínimos que una persona debe cumplir para donar.

Uno de estos implica tener ya más de 14 días comprobables sin el virus. Para dar esta prueba, es necesario realizar variados tests, uno que busque el ARN activo del coronavirus (para determinar si está o no presente) y una serológica (para identificar si la persona ha desarrollado los anticuerpos necesarios).

Acceder a este tipo de pruebas puede ser muy complicado, sobre todo en áreas con sistemas de salud colapsados por la enfermedad. Debido a esto, en el grupo de Facebook también se facilitan datos para acceder a las pruebas requeridas.

Las reglas para ser parte de Survivor Corps

Survivor Corps busca convertirse en un espacio seguro en el que sobrevivientes, pacientes activos y familiares puedan encontrar seguridad e información. Por ello, se manejan con reglas estrictas debido a los contenidos que se comparten en el grupo y la forma en la que se deben dar a conocer.

Estos lineamientos se basan en 8 reglas pilares:

  1. No compartir consejos médicos sobre el COVID-19 sin el debido respaldo.
  2. Presentar mensajes siempre con cortesía y amabilidad.
  3. No difundir mensajes de odio y hacer bullying en la página.
  4. Mantener por fuera las autopromociones, las recaudaciones de dinero y el spam.
  5. Respetar la privacidad y mantener lo que se diga en el grupo, solo dentro de este.
  6. No comentar sobre temas políticos.
  7. No ofrecer conclusiones científicas sin los apropiados respaldos.
  8. No desarrollar ni fomentar teorías conspirativas.

Al cumplir con estas normativas, los usuarios promocionan un ambiente seguro, transparente y confiable en el que mantenerse al tanto de las novedades sobre el uso del plasma, los métodos para donar y cómo solicitarlo, además de tener un espacio en el que compartir experiencias, vivencias y emociones dentro de un círculo de respeto y aceptación.

Éxito desbordante

Las acciones de Survivor Corps ya han hecho la diferencia en un pequeño periodo de tiempo. Este grupo ha podido motivar a tantas personas a donar su sangre, y por consiguiente el plasma, que muchos centros de donación han tenido que crear listas de espera.

La cantidad de personas en ellas incluso ha llegado a los miles, como es el caso de las pruebas piloto que se realizan en Columbia. Todo porque no han podido darse abasto en comparación con la cantidad de voluntarios que han llegado a sus puertas.

El plasma de cada donante puede ayudar hasta a dos o tres pacientes

Justo ahora, en China se están llevando a cabo pruebas piloto también de la posibilidad de usar el plasma y los anticuerpos que haya en este. La teoría indica que, mientras los anticuerpos implantados ponen un freno al desarrollo de la enfermedad, el organismo de la persona infectada tiene la oportunidad de comenzar a crear sus propias defensas.

Asimismo, después de debidos procesos de refinamiento, el plasma de un solo individuo puede llegar a ayudar hasta a tres. Por lo que, de ser implementado este sistema y contar con un flujo de donantes constantes, se podría usar esta iniciativa como una forma de proteger a la población mientras se busca una vacuna.

Por si fuera poco, esta oportunidad no solo sería excelente para apoyar a los pacientes, sino también a aquellos dedicados a atenderlos. El poder hacer una transfusión de plasma con los anticuerpos contra el SARS-CoV-2 podría ayudar a los trabajadores de la salud a fortalecer su sistema inmunológico y a ponerse menos en riesgo al exponerse a la enfermedad.

Referencias:

Effectiveness of convalescent plasma therapy in severe COVID-19 patients: https://doi.org/10.1073/pnas.2004168117