Una startup china está dando un paso más en las alternativas tecnológicas usadas para combatir el coronavirus, se trata de unas nuevas gafas inteligentes que pueden rastrear el COVID-19 a través de sensores infrarrojos.

Rokid es una empresa china encargada de desarrollar las gafas inteligentes que cuentan con un sensor infrarrojo que puede medir la temperatura de las personas a una distancia de hasta 7 metros e identificar si portan el coronavirus.

De acuerdo con TechCrunch, algunas empresas de Estados Unidos están solicitando la implementación de las Rokid T1 para combatir la propagación del COVID-19 por lo que podrían llegar dentro de poco.

Gafas térmicas inteligentes Rokid T1

ROKID

Las nuevas gafas inteligentes llegan con un increíble procesador Qualcomm con soporte para realidad aumentada (AR), asimismo cuenta con una potente cámara de 12 MP.

Las Rokid T1 también cuentan con capacidades para grabar videos y capturar fotos en vivo. Estas reproducen imágenes térmicas similares a las arrojadas tras el escaneo en aeropuertos, con la diferencia de que el procesamiento es más rápido.

Estas gafas térmicas inteligentes también actúan a través de comandos por voz.

Pronto en Estados Unidos

TechCrunch también señaló que la compañía planea proveer a Estados Unidos estas gafas para rastrear el COVID-19, por lo que ofrecerá en empresas, hospitales y hasta funcionarios policiales.

A nivel de privacidad, la compañía señala que estas gafas térmicas inteligentes se conectarán vía USB a otras plataformas, sin embargo, la información procesada no se subirá a la nube sino que se mantendrá localmente.

Con respecto a este módulo … ningún dato se subirá a la nube. Para los clientes, la privacidad es muy importante. La medición de datos se almacena localmente ”, dijo el director de la empresa en EE. UU., Liang Guan.

Aunque Rokid no reveló las empresas o clientes a quienes ha contactado para usar las gafas inteligentes, TechCrunch logró contactar con la empresa de comercio electrónico con sede en California Weee!, cuyo fundador confirmó al medio que están evaluando las Rokid T1 para monitorear las temperaturas de sus empleados durante todo el día.

Esta compañía china es una de las muchas startup de inteligencia artificial que se encuentran desarrollando soluciones inteligentes para combatir el coronavirus, el desarrollo de estas gafas térmicas inteligentes solo le tomó dos meses.

Si bien son una gran herramienta para detener la propagación del coronavirus, habrá que esperar cómo responderán los funcionarios de Estados Unidos al tratarse de una empresa china las cuales han sido vetadas en los últimos años tras las preocupaciones de espionaje por parte del gobierno chino.