La infección por el coronavirus SARS-CoV-2, que causa la enfermedad COVID-19, se caracteriza por provocar dificultad respiratoria severa, fiebre y tos y altas tasas de mortalidad, especialmente en personas mayores y con condiciones de salud subyacentes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al SARS-CoV-2 como pandemia el 11 de marzo de 2020, y para la fecha (16 de abril) más de 2.100.000 casos y 137.000 muertes han sido reportadas en todo el mundo.

¿Podrá el coronavirus cambiar la cultura asiática de consumir animales silvestres?

Fácil disponibilidad y eficiencia

La transmisión del coronavirus de persona a persona es eficiente, con el agravante de que los sujetos infectados pueden transmitir el virus incluso cuando no tienen síntomas, o solo son leves. Debido a que no hay medicamentos antivirales o vacunas disponibles, la contención del virus y la prevención de infecciones son las prioridades actuales.

Para limitar la propagación del virus, la higiene efectiva de las manos es crucial. Por lo tanto, se necesitan desinfectantes fácilmente disponibles pero eficientes. Las pautas de la OMS para la higiene de manos en el cuidado de la salud sugieren 2 formulaciones a base de alcohol para la desinfección de manos.

La confirmación de que el coronavirus fue inactivado eficientemente por las formulaciones recomendadas por la OMS, respalda su uso en los sistemas de atención médica y los brotes virales.

La primera de estas formulaciones consiste en 80 por ciento en volumen de etanol, 1,45 por ciento de glicerina y 0,125 por ciento de peróxido de hidrógeno. La otra formulación recomendada por la OMS consta de 75 por ciento en volumen de isopropanol, 1,45 por ciento de glicerina y 0,125 por ciento de peróxido de hidrógeno.

Efectividad confirmada

Un reciente estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Ruhr en Alemania confirmó que cuando se usan correctamente, ambos desinfectantes recomendados por la OMS son efectivos contra el nuevo coronavirus.

Para el estudio, los investigadores expusieron muestras del coronavirus SARS-CoV-2 durante 30 segundos a las formulaciones desinfectantes recomendadas por la OMS. El período de tiempo de exposición fue elegido en base a las recomendaciones para la desinfección de las manos.

Dado a que no hay medicamentos antivirales o vacunas disponibles, la contención del virus y la prevención de infecciones son prioridad, y en ese sentido, la higiene efectiva de las manos es crucial.

Posteriormente, el equipo probó los virus en ensayos de cultivo celular y analizó cuántos virus seguían siendo infecciosos. Los investigadores evidenciaron que ambas formulaciones inactivan suficientemente el virus después de 30 segundos.

Teatro Shakespeare’s Globe en Reino Unido podría cerrar indefinidamente por el coronavirus

Los autores del estudio explican que la efectividad observada no solo se aplica a las formulaciones recomendadas por la OMS. En pruebas adicionales, los investigadores observaron que de manera independiente, los componentes principales, los alcoholes etanol e isopropanol, también mostraron una inactivación adecuada del virus.

La confirmación de que el SARS-CoV-2 fue inactivado eficientemente por las formulaciones recomendadas por la OMS, respalda su uso en los sistemas de atención médica y los brotes virales, por lo que representa un arma crucial para minimizar la transmisión viral y maximizar la inactivación del coronavirus.

Referencia: Inactivation of Severe Acute Respiratory Syndrome Coronavirus 2 by WHO-Recommended Hand Rub Formulations and Alcohols. Emerging Infectious Diseases, 2020. http://dx.doi.org/10.3201/eid2607.200915

Más en TekCrispy