Cuando el COVID-19 era una simple epidemia que podía ser contenida, muchas personas tuvieron miedo de recibir paquetes provenientes de China pues estos podrían representar un medio de contagio del coronavirus aún sin haber tenido contacto físico con otras personas.

Sin embargo, los expertos indicaron que no había que temer y que quienes tenían paquetes y correspondencia, podían revisarlos ya que la probabilidad de que el virus se mantuviera en las cajas y sobres era mínima.

Pero una vez convertido en una pandemia que ha logrado enfermar a más de 2 millones de personas, la pregunta vuelve a surgir. ¿Es seguro revisar nuestro buzón de correo en estos tiempos? ¿No ha influido esto en la propagación del virus?

Un riesgo de contagio bastante bajo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) aseguran que no hay evidencia de que el COVID-19 se esté propagando por correo o paquetes.

Tengamos en cuenta que el coronavirus se propaga a través de gotas de fluidos provenientes del sistema respiratorio humano, las cuales pueden inhalar las personas que se encuentran cerca de una persona contagiada con COVID-19 que tose o estornuda.

Estas también pueden caer sobre superficies y permanecer en ellas un tiempo determinado, y es precisamente por ello que se ha recomendado con tanto énfasis lavar las manos con agua y jabón con frecuencia, usar gel antibacterial a base de alcohol y evitar pasarnos las manos por la cara.

Un artículo científico que reseñamos semanas atrás aclaraba que, a pesar de que el coronavirus puede sobrevivir durante 24 horas en superficies de cartón y hasta tres días en plástico y acero inoxidable. Sin embargo, esto dependería de los factores ambientales como la humedad y la temperatura, así como de la concentración del virus sobre dichas superficies.

Los expertos insisten en que el riesgo de contagio por esta vía es realmente bajo, pero que no por ello debemos desdeñar de las recomendaciones emitidas hasta ahora. Lavar bien las manos con frecuencia, sobre todo después de tocar superficies que provengan del exterior o de otras personas, como la correspondencia, sigue siendo una buena idea.

Referencia:

Is it safe to open mail and packages during the pandemic? https://medicalxpress.com/news/2020-04-safe-mail-packages-pandemic.html