El SARS-CoV-2, virus causante del COVID-19, puede ingresar a nuestro organismo a través de las vías respiratorias, por lo que lavarnos las manos con frecuencia y evitar tocarnos la cara constituyen dos medidas preventivas de gran importancia en el contexto actual.

Sin embargo, los seres humanos solemos tocar nuestra cara con mucha frecuencia, aunque esto ciertamente variará en función de cada persona. Personas con acné, alergias, que sudan con mucha facilidad, e incluso las que tienen lentes tienen seguramente tendrán este hábito más arraigado, y esto es motivo de atención.

En esta oportunidad, nos enfocaremos en el riesgo de contraer el COVID-19 por el uso de lentes de contacto. Recientemente el profesor asistente de oftalmología en la Escuela de Medicina de Rutgers New Jersey, David Chu, habló sobre cómo el coronavirus podría afectar los ojos humanos y emitió algunas precauciones adicionales que deben tener las personas con lentes de contacto que son dignas de atención.

¿Se ha transmitido el COVID-19 por lentes de contacto?

Hasta el momento, no se han confirmado casos de COVID-19 en los que el coronavirus se haya contagiado por el manejo de lentes de contacto. Pero el hecho de que no haya ocurrido aún no quiere decir que no exista riesgo.

Chu señaló que los lentes de contacto pueden causar irritación en los ojos, por lo que los usuarios tienden a tocarse la cara o frotarse los ojos con mayor frecuencia, convirtiéndolos un grupo de con mayor riesgo de contraer la infección.

“Uno de los métodos más probables de transmisión del SARS-Cov-2, el virus que causa COVID-19 , es tocarse la boca o la nariz después de tocar una superficie infectada. Nuestros ojos también están cubiertos con una membrana mucosa”.

¿Es mejor usar anteojos durante la pandemia?

Al leer esto, muchos usuarios de lentes de contacto seguro se estarán preguntando si es mejor cambiar de modalidad durante la pandemia y volver a los anteojos tradicionales para reducir el riesgo.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades no han emitido recomendaciones especiales sobre el uso de lentes de contacto o de anteojos. Sin embargo, Chu cree que es mejor ser más precavido. “Las personas que son más vulnerables a COVID-19 o que viven con alguien diagnosticado con el virus deben considerar cambiarse a anteojos”, dijo.

¿El coronavirus se puede transmitir a través de las lágrimas?

Los científicos han encontrado el SARS-CoV-2 en las lágrimas de los pacientes infectados, sin embargo, el contagio por esta vía parece ser un hecho poco común, según ha indicado el experto.

Hasta ahora, los estudios que han reunido una buena cantidad de pacientes, encontraron el coronavirus en muestras de la nariz y la garganta, pero no había niveles detectables en sus lágrimas. Por el momento, “no se sabe si las lágrimas pueden transmitir COVID-19, pero parece poco probable”.

¿La conjuntivitis puede ser un síntoma de COVID-19?

Los síntomas del COVID-19 han sido estudiados a profundidad en diferentes grupos de pacientes encontrándose que algunos experimentan fiebre, tos seca, dificultad respiratoria, falta de aliento, y en algunos casos hasta diarrea. Curiosamente, la conjuntivitis también puede ser un síntoma de la infección, aunque bastante raro.

Chu define la conjuntivitis como “una inflamación del tejido en la superficie de los ojos que puede ser causada por una infección, alergia o enfermedades autoinmunes”. Por tanto, los usuarios con lentes de contacto que presenten conjuntivitis deben dejar de usarlos de inmediato ya que puede causar complicaciones como abrasión en la córnea o una infección bacteriana.

Hábitos de higiene más estrictos

Dicho esto, no debe extrañar que sea necesario que las personas que usen lentes de contacto sean más estrictos en sus prácticas de higiene, sobre todo en medio de la pandemia.

“Las técnicas estándar de cuidado de lentes deben ser adecuadas incluso durante esta pandemia. La higiene adecuada de las lentes de contacto depende del tipo de lente, así que siempre mire las instrucciones del fabricante”, dijo el experto, resaltando también la importancia de desechar las lentes en la frecuencia recomendada por el médico.

Los lentes de contacto deben mantenerse en estuches diseñados para ello, limpios y con una solución de desinfección. Además, los usuarios deben reemplazar estos estuches cada pocos meses por su seguridad.

También deben evitar dormir con los lentes de contacto puestos. Lo mejor es retirarlos todas las noches y cumplir con todos los métodos de higiene ya mencionados. Y por último, en medio de este pandemia, es vital cumplir con el lavado de manos con agua y jabón durante un mínimo de 20 segundos, y secarse bien las manos antes de manipular los lentes. Esto reducirá el riesgo de infección por coronavirus o algún otro patógeno.

Referencia:

Do contact lenses up your risk of COVID-19? https://www.futurity.org/?p=2338432