La banana, en algunas regiones llamado cambur, es una fruta muy popular en el mercado mundial y se le considera un alimento básico en muchos países. Se cultiva en todo el mundo y constituye el quinto cultivo agroalimentario más importante en términos de comercio global.

Desde civilizaciones ancestrales se reconocen enormes beneficios para la salud en el consumo de banana, por lo que se les ha utilizado para tratar condiciones patológicas desde la antigüedad. Más recientemente, ha aumentado el interés en la validez científica de los efectos favorables de esta fruta para aliviar y tratar enfermedades como úlceras, infecciones, diabetes, diarrea, colitis y presión arterial, entre otras.

Innumerables beneficios

Hay innumerables beneficios de la banana por las que deberías incluir la dulce y deliciosa fruta en tu dieta. Una banana promedio contiene sólo 90 calorías, lo que la convierte en un saludable bocadillo, en lugar de golosinas cargadas de azúcar o frituras.

No es secreto la conveniencia de ingerir la cantidad correcta de fibra en la dieta. Una banana provee 3 gramos de fibra, aproximadamente el 10 por ciento de la ingesta diaria recomendada.

Las bananas se consiguen fácilmente en cualquier época del año, se pueden incluir de manera muy sencilla en la dieta y, sobre todo, son deliciosas.

Ese impulso de fibra puede ayudar a que los intestinos funcionen de la mejor manera, así como a controlar el colesterol, la presión arterial y aliviar la inflamación. En general, los alimentos que son ricos en fibra te hacen sentir lleno sin calorías adicionales. Eso también los convierte en una buena opción para eliminar peso.

Los alimentos ricos en potasio, como es el caso de la banana, ayudan a controlar la presión arterial al relajar las paredes de los vasos sanguíneos y favorecer la eliminación de sodio en la micción. El potasio también puede reducir el riesgo de sufrir accidente cerebrovascular, ayuda a mantener los huesos sanos durante el envejecimiento, promueve una mejor función muscular y ayuda a moderar los niveles de azúcar en la sangre.

Compuestos bioactivos

La popular fruta es una fuente de prebióticos –carbohidratos que no se digieren– que ayudan a alimentar a las bacterias intestinales para que aumenten su producción de ácidos grasos de cadena corta, que son beneficiosos para la salud digestiva. Hay evidencia de que la banana pueden ayudar con la diarrea molesta que las personas tienen después de tomar algunos antibióticos.

Además, se ha demostrado que las bananas pueden ser favorables en el tratamiento de algunas infecciones gastrointestinales y de las vías urinarias, disminuyen la intolerancia a la lactosa, regulan el síndrome del intestino irritable y ayudan en algunos síntomas de alergia.

Hay innumerables beneficios de la banana por las que deberías incluir la dulce y deliciosa fruta en tu dieta.

En complemento a la fibra y el potasio, las bananas contienen ácido fólico y antioxidantes, como la vitamina C, todos nutrientes que ayudan a la salud del corazón al promover niveles más bajos de lipoproteína de baja densidad (LDL) o colesterol “malo”, lo que se relaciona con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular.

Las bananas contienen triptófano, un aminoácido que puede ayudar a preservar la memoria, aumentar la capacidad de una persona para aprender y recordar, así como para regular el estado de ánimo.

Además de aportar estos beneficios para la salud en general, las bananas se consiguen fácilmente en cualquier época del año, se pueden incluir de manera muy sencilla en la dieta y, sobre todo, son muy sabrosas, por lo que no dudes en disfrutarlas.

Referencias:

Bioactive compounds in banana and their associated health benefits – A review. Food Chemistry, 2016. https://doi.org/10.1016/j.foodchem.2016.03.033

Let’s Go Bananas! Green Bananas and their Health Benefits. Prilozi, 2017. https://doi.org/10.1515/prilozi-2017-0033