La pandemia del coronavirus está causando estragos en todo el mundo, y al no contar con alternativas farmacológicas para su prevención o tratamiento, las autoridades han implementado una serie de medidas preventivas para controlar la propagación.

Bajo esta perspectiva se le ha pedido a la población quedarse en casa y practicar el distanciamiento social, lo que se está cumpliendo en buena medida. No obstante, aún se mantienen interacciones de todo tipo, incluyendo trabajadores de la salud y sus pacientes, personal en tiendas alimentos y sus clientes, y así sucesivamente. Esto ha llevado a muchos a cuestionarse si realmente causa daño encontrarse con un solo amigo.

Cerrando vías de propagación

Si bien el deseo de reunirse con un solo amigo puede parecer un acto simple e inofensivo, un nuevo sitio web creado por investigadores de la Universidad de Washington ilustra lo poco que se necesitaría para deshacer el objetivo de la cuarentena, que es dar al coronavirus menos oportunidades de propagarse.

De acuerdo a los investigadores, aligerar las reglas de distanciamiento social para que cada hogar pueda tener contacto con solo uno o dos más, volvería a conectar la mayoría de los hogares en una comunidad, proporcionando vías a través de las cuales podría propagarse el coronavirus.

Después de semanas de distanciamiento social muchas personas se preguntan: ¿Cuál podría ser el daño de visitar a un solo amigo?

En el sitio llamado ¿No puedo visitar a un solo amigo? (suena como un estribillo lloroso y completamente comprensible para aquellos que lo hemos escuchado venir de niños –y muchos adultos– durante las últimas semanas), los epidemiólogos estudian cómo las conexiones sociales influyen en la propagación de agentes infecciosos.

El coronavirus SARS-CoV-2, que causa la enfermedad COVID-19, puede propagarse a través de muchos tipos de interacciones sociales, desde besarse y abrazarse hasta simplemente estar en la misma habitación, razón por la cual los funcionarios de salud recomiendan medidas rigurosas de distanciamiento social como quedarse en casa, lavarse las manos con frecuencia, usar mascarillas faciales y mantener al menos 1,5 metros de separación con otros durante los viajes esenciales a supermercados, farmacias y citas médicas.

Conexiones sociales

El sitio visualiza la efectividad de estas medidas de distanciamiento social en una hipotética comunidad de 200 hogares. Los investigadores ajustan las conexiones sociales en esta comunidad para demostrar los efectos del distanciamiento social.

Esta imagen muestra la comunidad sin distanciamiento social: cada punto verde es un hogar. Las líneas grises que se extienden entre los hogares son conexiones sociales, específicamente los tipos que podrían propagar el virus COVID-19, como el contacto cercano entre las personas. En esta comunidad, cada hogar tiene, en promedio, 15 conexiones con otros hogares. Sin distanciamiento social, las conexiones sociales aseguran que cada hogar esté conectado directa o indirectamente con todos los demás hogares de la comunidad, creando un grupo gigante.

Esta ilustración muestra la comunidad después del distanciamiento social: la mayoría de los hogares ahora están aislados. Pero el 10 por ciento de los hogares, que se muestran en azul, incluyen a una persona con un trabajo esencial.

Estos hogares aún generan conexiones sociales que podrían propagar el coronavirus. Pero el grupo más grande creado por estas conexiones abarca solo el 26 por ciento de los hogares. Para la gran mayoría de los hogares, no existe una conexión social que los exponga potencialmente al contagio.

En el escenario de “visitar solo un amigo”, la comunidad se vuelve a conectar rápidamente. La mayoría de los hogares, el 71 por ciento, ahora se vuelven a conectar en un grupo grande, y un solo caso de COVID-19 en uno de estos hogares ahora contaría con las conexiones sociales directas o indirectas necesarias para extenderse a casi las tres cuartas partes de las familias en esta comunidad.

Los investigadores reconocen que los humanos somos criaturas sociales, y reducir la conectividad en las redes sociales es difícil, pero vale la pena esperar a salir con amigos nuevamente. Cada conexión adicional que podemos posponer hasta que COVID-19 esté bajo control tiene el potencial de salvar una o más vidas.

Referencia: Can’t I please just visit one friend? Visualizing social distancing networks in the era of COVID-19. University of Washington, 2020. http://statnet.org/COVID-JustOneFriend/