No es un secreto para nadie que en este momento nos encontramos en medio de una de las crisis mundiales más grandes que la humanidad ha tenido que experimentar. La pandemia del coronavirus llegó a nosotros rápidamente y ya ha ocasionado consecuencias que ni nos habríamos imaginado.

Entre ellas, una de las más notorias ha sido la escasez de productos de higiene y cuidado médico. Mascarillas, guantes y batas comenzaron a ser altamente demandadas. Asimismo, el gel antibacterial de convirtió en un artículo de primera necesidad para el mundo.

Ello rápidamente ocasionó que estos desaparecieran de los anaqueles y, peor aún, de los almacenes de los centros de salud, donde son más requeridos por el personal que atiende a los enfermos.

¡Kampai! Japón ha encontrado una solución

Como lo sabemos, los geles antibacteriales están compuestos por altos porcentajes de alcohol. Según la OMS, a partir de un 60% de concentración de este, estos compuestos pueden ser verdaderamente efectivos a la hora de eliminar virus.

Cuando hablamos de bebidas alcohólicas, estas pueden llegar a tener concentraciones de hasta un 80% de este compuesto. Por lo que, en tiempos desesperados, podrían llegar a ser usadas como alternativas para el alcohol desinfectante y el gel antibacterial en los centros de salud.

Solo se usará en los casos “absolutamente necesarios”

El ministerio de salud de Japón dejó saber recientemente que comenzaría a aceptarse el uso de bebidas alcohólicas de 70% y 83% de concentración como alternativas para esterilizar las manos en los hospitales.

Sin embargo, también se encargó de acotar que ello sería utilizado solo como un último recurso. Por lo que, bajo ningún respecto recomienda un uso regular de estas bebidas espirituosas como medida de desinfección.

No todas las bebidas alcohólicas sirven para estos propósitos

Otro dato importante que dejó a conocer es que no todos los tipos de alcohol sirven para estos propósitos. Algunas bebidas como el sake, un producto tradicional de Japón, solo tienen de un 20 a 25% de concentración, por lo que no son efectivas para matar los gérmenes.

Como algunos ejemplos de bebidas que sí podrían cumplir con la regulación, nos encontramos con el vodka que, en sus presentaciones más fuertes, llega a tener hasta un 80%.

Las empresas en Japón se han activado

A pesar de que varios tipos de alcohol japonés se destacan por no ser particularmente fuertes, las empresas de Japón ya están al tanto de esta nueva necesidad. Por ello, se han dedicado a producir nuevas versiones de algunos de sus productos con concentraciones particularmente altas.

Un ejemplo de ello lo podemos ver en la popular Suntory. Esta ya había comenzado a fabricar lotes de alcohol desinfectante para Estados Unidos. Ahora, también dedicará sus esfuerzos a producir elementos que cumplan con las necesidades de su país natal.

Eso sí, todas siempre manteniéndose debajo del 83%. Según el ministerio de salud, las concentraciones superiores a este porcentaje pierden efectividad. Por lo que, es necesario diluirlas para poder utilizarlas.

Un nuevo brote ha disparado las alarmas

Es claro que Japón, con sus 7 mil casos ha logrado mantenerse alejado de las grandes crisis que países como Estados Unidos y continentes como Europa sufren en estos momentos. Sin embargo, mientras no exista una vacuna para el coronavirus, el peligro seguirá latente.

En los últimos días, el número de casos reportados en el país nipón ha comenzado a dispararse de nuevo. Por ello, el gobierno japonés está tomando medidas con rapidez a través de las cuales generar alternativas con las cuales hacer frente a la situación actual y a sus posibles escenarios futuros.