Proyecto Soli, radar miniatura de Google que podría incrustarse en dispositivos pequeños. Fuente: Google

Un nuevo reporte señala que Google podría sorprender a sus usuarios y a la competencia con la fabricación de su propio chip para móviles, que se implementaría en los futuros dispositivos como Pixel y Chromebooks.

Informantes revelaron recientemente a Axios, que Google se encuentra trabajando en la fabricación de sus propios chips para móviles que impulsarán sus futuros Google Pixel y Chromebooks y que contarán con soporte para aprendizaje automático, así como mejoras para Google Assistant.

Whitechapel, un procesador de 8 núcleos

De acuerdo con la fuente, el nuevo procesador de Google se está desarrollando bajo el nombre en código de “Whitechapel”, asimismo, señalan que este se está diseñando con el apoyo de Samsung que proveerá una tecnología de 5 nanómetros.

Las fuentes también revelaron que Google recibió la primera versión del chip hace pocas semanas, Whitechapel será un procesador ARM de 8 núcleos, recordemos que hace muchos años se rumoreó que Samsung estaría desarrollando procesadores con esta arquitectura y también es implementada por Qualcomm.

Se espera que Whitechaple esté acondicionada para soportar características de inteligencia artificial, aprendizaje automático de Google, así como mejoras para el rendimiento de Google Assistant a través de un módulo de silicio.

Recordemos que actualmente Samsung se dedica a la fabricación de sus propios procesadores Exynos, así como chips para otros fabricantes como Apple. Si bien los Google Pixel cuentan con chips personalizados para tareas de machine learning, sería un gran avance para la compañía el desarrollar sus propios componentes.

Google borrará datos de nuevos usuarios continuamente luego de 18 meses

Recordemos que en 2018 se conoció que la compañía de Mountain View contrató a expertos fabricantes de chips de Qualcom  e Intel para dedicarse a diseñar sus propios procesadores.

Durante los últimos años, Google ha contratado varios profesionales que antes pertenecían al equipo de Apple. Una de las contrataciones más emblemáticas ocurrió en 2017, cuando Google buscaba ampliar su equipo de desarrollo de chips móviles para el Google Pixel.

Asimismo, el gigante tecnológico ha colaborado con otras compañías de hardware como Intel para la tecnología Pixel Visual Core que integran el Pixel 2 y el Pixel 3, mientras que el Pixel 4 tiene un coprocesador llamado Pixel Neural Core.

La compañía de Mountain View también se ha dedicado a buscar su independencia a nivel de hardware al desarrollar sus propios procesadores para tecnología de almacenamiento en la nube, por lo que no sería descabellado pensar que Google también piensa hacer lo propio con los chips para sus propios dispositivos móviles.

No obstante, esto sería un golpe bajo para algunos de sus fabricantes como Qualcomm cuyos procesadores impulsan a una gran cantidad de dispositivos Android. Sin embargo, se especula que pasará más de un año para ver estos procesadores en los dispositivos de la marca, de momento, solo queda esperar las declaraciones de Google al respecto.

Más en TekCrispy