En diciembre del año pasado se dieron a conocer los primeros casos de COVID-19, una enfermedad causada por un nuevo coronavirus salido de un mercado de la ciudad china de Wuhan.

Desde entonces, recorrió largos caminos en los cuerpos de personas que ni siquiera sabían que estaban infectadas pudiendo atravesar las fronteras de China y de Asia y propagarse por todo el mundo.

Hoy aquel presunto brote de SARS, confirmado como una nueva enfermedad, se ha convertido en un pandemia que ha detenido gran parte del mundo. Las autoridades han solicitado a las personas quedarse en casa, mientras que los trabajadores de la salud luchan en los hospitales para salvar los más gravemente enfermos.

El coronavirus ha infectado a más de 5 millones de personas en el mundo

Desde finales de la semana pasada algunos gobiernos han indicado que las medidas de distanciamiento social se extenderán unas semanas más para contener la propagación, pero esto significa que las consecuencias económicas y psicológicas seguirán acentuándose. Por lo que no es de extrañar que la mayoría de las personas se están preguntando cuánto tiempo más podría durar esta situación.

Tristemente, la respuesta sigue siendo incierta, y siendo realistas, puede que no sea la que muchos esperan escuchar. El mismo Bill Gates es consciente de ello, y ha emitido unos comentarios en el podcast de LinkedIn “This Is Working” en el que nos adelanta que probablemente las cosas no vuelvan a la normalidad tan pronto como esperamos.

Condiciones semi-normales

Durante su entrevista, el filántropo y cofundador de la gigantesca Microsoft declaró que aunque ciertas actividades vuelvan a retomarse en los próximos meses, las precauciones seguramente deberán mantenerse ya que aún no se ha aprobado una vacuna.

“Podemos abrirnos de cierta manera con suerte en Estados Unidos a principios de junio si las cosas van bien. Pero no será donde estés haciendo grandes reuniones públicas o incluso llenando un restaurante”, dijo.

Gates es consciente de que el desarrollo de una vacuna contra un virus nuevo es un proceso arduo que necesariamente debe cumplir con una serie de pasos que verifique tanto su eficacia como su seguridad. Por lo que no se equivoca al anticipar que las cosas tardarán en volver a la normalidad.

Ciertamente algunas podrían reanudarse poco a poco de manera “sera semi-normal hasta que la vacuna esté disponible en miles de millones de dosis”, pero “hasta que la vacuna se use ampliamente, la vida no volverá a la normalidad”.

“En el caso de la escuela secundaria, creo que la actividad social, ya sabes, hacer amigos, pasar el rato, que obtienes al estar allí físicamente, es totalmente irremplazable”, aseguró.

Algunas cosas no volverán a ser como antes

De hecho, considera que ciertas cosas como los viajes por negocios, probablemente se harán muy escasas después de esta crisis sanitaria. “Hay algunas cosas, como los viajes de negocios, que dudo que alguna vez vuelvan”, ya que eso pone en riesgo la seguridad en la actualidad.

Por supuesto, el filántropo, que decidió dejar la dirección de Microsoft en el mes de marzo, no da por sentado que será una desaparición definitiva. “Todavía habrá viajes de negocios”, dijo, “pero, ya sabes, menos”.

Referencia:

Bill Gates believes travel for work will never be the same after the coronavirus: ‘There are a few things, like business trips, that I doubt will ever go back’. https://www.businessinsider.com/bill-gates-travel-for-work-never-the-same-after-coronavirus-2020-4

Más en TekCrispy