Semanas atrás publicamos un artículo reseñando un estudio en el que se exponían los grupos de con mayor vulnerabilidad frente al COVID-19, y entre ellos se mencionaron las personas diagnosticadas con diabetes.

Si bien las personas con diabetes pueden vivir una vida relativamente normal manteniendo los cuidados pertinentes, la propagación del nuevo coronavirus ha puesto a más de una en alerta, ¿pero por qué si se trata de una enfermedad respiratoria?

Pacientes diabéticos no son más propensos a la infección

El Dr. Paul Stewart, profesor de medicina de la Universidad de Leeds en el Reino Unido, tambén, ha resaltado que hasta ahora no se ha recolectado evidencia suficiente que confirme que las personas con diabetes tengan mayor riesgo de contraer el coronavirus. “No hay razón para que los pacientes diabéticos tengan más riesgo de contraer una infección por COVID-19”, declaró.

Sin lugar a dudas, esto es una buena noticia, sin embargo, si desafortunadamente una persona diabética se infecta con el SARS-CoV-2, el coronavirus que causa el COVID-19, tiene alta probabilidad de desarrollar síntomas graves que requieran hospitalización.
Pacientes con diabetes y COVID-19 tienen más riesgo de morir

“Los datos recientes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU. (CDC) indican que, de aquellos diagnosticados con COVID-19, solo el 10 por ciento tiene diabetes, y eso es sobre la prevalencia de diabetes en la población general de los EE.UU. Pero si está hospitalizado, usted puede tener un curso de enfermedad más grave”, explicó el Dr. Robert Eckel, presidente de medicina y ciencia de la Asociación Americana de Diabetes.

Stewart también ha informado dicha tendencia, y sugiere que las personas con diabetes que han sido hospitalizadas con COVID-19 tienen más probabilidades de morir por esta infección, aunque aún no está claro por qué son más vulnerables.

La respuesta aún no está clara, pero los investigadores parecen estar de acuerdo en que más, por la diabetes, la edad avanzada de pacientes con esta enfermedad podría estar influyendo en las complicaciones con COVID-19.

“Esto podría ser solo una función de la edad, en lugar de la diabetes, per se”, dijo el Dr. Stewart, quien es autor principal de un documento que se publicará en Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism que aborda cómo las personas con trastornos endocrinos, como la diabetes, pueden enfrentar riesgos adicionales por la infección pandémica.

¿Qué pueden hacer las personas con diabetes durante la pandemia?

Tal como hemos indicado para otras enfermedades crónicas como la enfermedad cardíaca, los pacientes con diabetes deben ser especialmente meticulosos en el cumplimiento de las medidas preventivas durante la pandemia.

Lo primordial es evitar la infección para evitar riesgos mayores. Para ello, deben cumplir con el distanciamiento físico, quedarse en casa y no salir a menos que sea para algo indispensable, lavarse las manos con frecuencia y evitar tocarse la cara.

“La imagen científica indica que estas personas necesitan aislarse por sí mismas, para tratar de reducir la posibilidad de infección de la misma manera que la población de fondo”, explicó Stewart.

De igual forma, es necesario que se mantengan en buen estado de salud siguiendo al pie de la letra las recomendaciones de su médico para controlar la diabetes, una medida que es necesario continuar incluso si la infección los alcanza. En especial, aquellos dependientes de la insulina, deberán llevar sus suministros al hospital ya que puede que estos no cuenten con todos para dar continuidad al tratamiento.

Referencia:

Why is coronavirus a bigger worry for people with diabetes? https://medicalxpress.com/news/2020-04-coronavirus-bigger-people-diabetes.html