Todos los conocemos y hemos tenido que pasar a través de ellos incontables veces en la web. Una y otra vez, en diferentes espacios hemos tenido que probarle a la computadora, el celular o la tablet que, a diferencia de ellos, no somos máquinas.

Los CAPTCHAS (Completely Automated Public Turing Test to Tell Computers and Humans Apart) ya prácticamente se han vuelto parte de nuestra normalidad y los diversos portales web que los utilizan han encontrado diferentes formas de sacarles provecho. En esta área, claramente uno de los más populares es Google con su servicio reCAPTCHA.

Este básicamente es uno de los más conocidos y utilizados en el mundo. Pero, como todo, tiene sus puntos débiles. Ha sido por ellos que, al final, el gigante de la web conocido como Cloudflare ha optado por separarse finalmente de este servicio.

Cloudflare se separa oficialmente de reCAPTCHA

La empresa se ha encargado de comunicar a través de un tuit y también una publicación en su blog oficial su decisión de cesar la colaboración con Google. A partir de ahora, la plataforma se encargará de realizar sus procesos de autenticación de tráfico real y el generado por bots a través de otra iniciativa conocida como hCAPTCHA.

Esta tomará el lugar que tuvo reCAPTCHA en todo Cloudflare y en las transacciones que allí se realicen. Este espera que su decisión pueda ofrecer a sus usuarios mejores oportunidades en su experiencia de navegación, así como un entorno más privado, una meta a la que la plataforma siempre ha apuntado.

¿Por qué han tomado esta decisión?

Como ya lo hemos mencionado, la intención de Cloudflare ha sido la de mejorar sus servicios para sus usuarios. Sin embargo, ha habido tres puntos particulares en los que la empresa se ha apoyado para tomar la decisión final. Dichos pilares que fomentaron este cambio se basan en tres consignas:

Más privacidad

Ya lo sabemos, Cloudflare ostenta entre sus beneficios el ser un espacio privado para sus usuarios. Por lo que, el contar con un programa como hCAPTCHA, que no vende información personal de los usuarios para fines publicitarios, se trata de un paso adelante en las metas de la compañía.

Más accesibilidad

Asimismo, otro factor que ha sido vital para optar por hCAPTCHA ha tenido que ver con la accesibilidad que ofrece el mismo. En regiones como China, Google ha quedado indefinidamente restringido. Por lo que, los usuarios chinos no podían acceder a los servicios de Cloudflare, ya que el bloqueo sobre Google también se extendía hasta su programa reCAPTCHA.

Ahora, con el nuevo programa esto no es más un problema. Con ello, Cloudflare ha abierto las puertas a todo un nuevo mercado. Uno que, además, por sí solo representa el 25% de usuarios de internet en el mundo.

Menos costos

Asimismo, en el comunicado del blog Cloudflare le hizo saber al mundo que Google había planeado comenzar a cobrar por los servicios de reCAPTCHA. Ello habría aumentado por millones de dólares el gasto anual de la empresa para mantener los servicios para los usuarios que usan el sistema gratuitamente.

Por su parte, hCAPTCHA ofrece las mismas comodidades que el CAPTCHA de Google (y más) por un costo mucho menor. En efecto, Cloudflare también planea hacer una inversión, pero esta será solo una fracción de lo que hubieran gastado con Google.

¿Y ahora qué?

El CEO de Cloudflare, Matthew Prince, comentó dentro del comunicado que “Nosotros [Cloudflare] y el equipo de hCaptcha estamos comprometidos a abordar cualquier problema que surja”. Ya que comprende que “Cada vez que cambiamos cualquier parte de los sistemas de Cloudflare, mejora las cosas significativamente para algunos, pero temporalmente es peor para otros”.

Al reportar un problema, Prince recomienda incluir el RayID (ubicado generalmente en el pie de página del CAPTCHA) para facilitar el proceso de identificación de error.

Como una forma de mostrar su interés en el bienestar de sus usuarios los ha instado a comunicar a la empresa cualquier problema que pueda surgir con los nuevos CAPTCHAs. Para ello, ha dejado abiertos canales como el foro de Cloudflare o los formularios de soporte de la empresa.