El coronavirus en muy poco tiempo ha logrado llegar a casi todos los rincones del mundo. A medida que nos adentramos en el cuarto mes desde el inicio de su contagio, el mismo ya ha causado un impacto impresionante en muchas naciones.

En estos momentos, algunas de las más afectadas son Estados Unidos, Italia y España, en ese mismo orden. Sin embargo, siguiéndolos muy de cerca en este fatídico conteo nos encontramos con Francia.

Este fue uno de los primeros países europeos en ser afectado por el COVID-19 y, aunque el contagio del mismo en este no se ha mostrado tan desmedido, la verdad es que tampoco han sido capaces de controlarlo satisfactoriamente. Ahora, unas nuevas especulaciones sobre su situación actual generan proyecciones desfavorables sobre su futuro y esta enfermedad.

1.67 millones de ciudadanos podrían estar ya contagiados en Francia

El sindicato de médicos generales de Francia, conocido como MG France ha revelado en un comunicado el resultado de una de sus recientes investigaciones. Esta consistió en una encuesta realizada a más de 2 mil miembros de esta organización.

Los mismos comentaron que al menos habían visto a unas 56.000 con síntomas de la enfermedad en el periodo transcurrido entre el 17 de marzo y el 3 de este mes. Luego, usaron los datos de porcentaje de contagio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que indicaban que cada persona, en promedio, es capaz de contagiar a otros 2.0 o 2.5 individuos.

Coronavirus podría haber estado circulando en China desde agosto de 2019

Con solo estos datos se pudo estimar que al menos 1.67 millones de franceses podrían haberse contagiado con el COVID-19 hasta ahora. Ello haría una gran diferencia con las cifras actuales que apenas reflejan un total de 80 mil casos confirmados en todo el territorio.

 “Solo una extrapolación”

De ser estas suposiciones correctas, ya al menos el 2,5% de la población de Francia estaría contagiado entonces. Sin embargo, por ahora todo lo que hay son extrapolaciones, tal como lo afirmó el presidente de MG France, Jacques Battistoni.

Sin embargo, la perspectiva sigue sin ser tan esperanzadora. Battistoni también afirmó que su censo solo cubrió a las personas con síntomas notorios. Por lo que, los casos asintomáticos, que ahora sabemos también son extensos, no han sido parte de las estimaciones del sindicato francés.

La mayoría de la población no ha recibido pruebas por el COVID-19

Otro de los problemas que se presenta en Francia es que gran parte de la población aún no ha sido propiamente examinada. Ya que, hasta los momentos, han sido muy pocos los ciudadanos que se han presentado para los exámenes.

Debido a esto, aunque el país ofrece en conteo de los casos confirmados, los contagios aún permanecen tras un velo de incertidumbre. Estas proyecciones no hablan bien del futuro de Francia si no se comienzan a ejercer mayores controles sobre todo lo referente a esta enfermedad.

Más en TekCrispy