En este punto, seguro te has topado con algún meme que sugiere que la llegada del COVID-19 y su expansión por el mundo es resultado de una conspiración de los perros para tener a sus amos en casa. Mientras tanto los gatos podrían estar preguntándose por qué los humanos están pasando tanto tiempo en su territorio.

Sea cual sea el caso, el hecho es que el distanciamiento social no solo ha afectado la rutina diaria de los seres humanos, sino también la de sus mascotas. Salir a la calle es peligroso considerando que nos podemos topar con una superficie o persona infectada y contagiarnos con el coronavirus, por lo que nuestras salidas deben limitarse a lo estrictamente necesario.

Por supuesto, en esta categoría entra sacar a pasear a nuestras mascotas. Las autoridades no han desaconsejado que las personas salgan a hacer ejercicio y pasear a los animales, siempre y cuando mantengan las medidas higiénicas adecuadas y eviten el contacto con otros. Por lo que es posible hacerlo, pero con ciertas limitaciones.

Sin embargo, habrá días en los que simplemente no se pueda. Con un hogar bullicioso y lleno de gente, además de poco ejercicio, las mascotas pueden mostrar comportamientos problemáticos, sobre todo si se trata de perros muy temperamentales.

Es por ello que Alex Benjamin, profesora asociada del Departamento de Psicología de la Universidad de York ha publicado un artículo en The Conversation donde proporciona algunos consejos prácticos para ayudarlas a sentirse menos estresados en casa.

Ayúdalos a sentirse seguros en su espacio

De manera similar a los humanos, los perros necesitan un lugar seguro en la casa en el que puedan echarse para disfrutar un momento de tranquilidad. Para evitar que esto entorpezca nuestra ahora frecuente rutina de limpieza, es bueno fijar este espacio observando la reacción de nuestra mascota.

Las opciones son bastante variadas, e incluyen un dormitorio, baño o cuarto de servicio con temperatura amena, o simplemente una camita en una esquina o debajo de nuestro escritorio. Una caja bien acondicionada con una cama y algunos juguetes también puede ser una buena idea.

Permite que duerman lo suficiente

Y aunque a veces lucen tan enérgicos como los niños pequeños, los perros también se agotan y necesitan descansar. Los perros adultos en promedio duermen entre 12 y 16 horas al día, y si son cachorros necesitan dormir aún más tiempo.

Dicho así suena como una exageración, pero como pasamos la mayor parte del día fuera de casa mientras vamos al trabajo o a la escuela quizás no lo hayamos notado. Estando más tiempo confinados puede que les impida descansar lo suficiente, y esto es algo que debemos tomar en cuenta durante este período.

Una ruta cercana a casa

La Inmunización, Ciudad, La Gente, Luz Del Sol
A la hora de pasear a nuestros perros, lo mejor es evitar horas pico y mantener la distancia de al menos un metro respecto a otras personas.

En algunos lugares las restricciones son más fuertes que en otras, sin embargo, lo más prudente es apegarse a ellas de manera religiosa mientras pasa esta situación. Por ello, debemos establecer rutas cercanas a casa para nuestra sesión de ejercicio con ellos, y por supuesto, evitar las horas pico para reducir la posibilidad de contacto con otras personas.

De igual forma, es necesario conocer lo suficiente a nuestro perro para saber qué cosas lo pueden emocionar al punto de hacerlo correr como loco por las calles. Lo ideal es no alejarse demasiado para evitar problemas.

Estimúlalo mentalmente para que se relaje

Aunque no puedan hablar, los perros son muy inteligentes, y es necesario educarlos para que hagan ejercicio de ello y mantener una convivencia amena. La estimulación mental también puede ayudarlos a lidiar con el estrés y el aburrimiento, por lo que un entrenamiento con trucos y comida de recompensa puede ser bastante útil durante este período.

Benjamin recomienda la alimentación por dispersión, una técnica que consiste en esparcir algunas de las croquetas de su perro o algunas golosinas pequeñas en el piso, y dejar que nuestra mascota use su sentido del olfato y del gusto.

Y si nos preocupa que suba mucho de peso con este tipo de ejercicios también, pueden usarse los juguetes con relleno para ayudar a los perros a relajarse mientras mastican y lamen.

Sin lugar a dudas, estamos viviendo tiempos muy difíciles, pero para poder superarlos debemos enfocar nuestro espíritu de supervivencia en sacar lo mejor de nosotros. Nosotros podemos ayudar a nuestras mascotas con el estrés, pero ellas también nos ayudan a nosotros y debemos sacar provecho y ser agradecidos por ello.

Referencia:

Lockdown can be stressful for pets too – here’s how to keep your dog entertained. https://theconversation.com/lockdown-can-be-stressful-for-pets-too-heres-how-to-keep-your-dog-entertained-135156