Cortesía: Gaceta Médica

De acuerdo con cifras oficiales, a la fecha existen 1,365,004 personas contagiadas de COVID-19, la enfermedad producida por el virus SARS-CoV-2, si bien muchos países están tratando de detener la propagación del virus a través de una cuarentena colectiva, los científicos señalan que el coronavirus se mueve muy rápido demostrando que ha sido difícil de controlar por el sistema sanitario. En este sentido, una nueva investigación señala que las aplicaciones móviles de rastreo podrían ser la alternativa para detener la propagación del coronavirus.

Científicos de la Universidad de Oxford publicaron una investigación en la revista Science, que sugiere que las aplicaciones de rastreo podrían ayudar a identificar y aislar a las personas infectadas por coronavirus, así como notificar a quienes hayan estado en contacto con una persona infectada de forma mucho más rápida que los métodos manuales.

El nuevo virus humano emergente SARS-CoV-2 está resultando en altas tasas de mortalidad y sistemas de salud incapacitados. Prevenir una mayor transmisión es una prioridad.

Para determinar la efectividad de las apps de monitoreo, los investigadores modelaron la propagación del coronavirus con diferentes estrategias de rastreo, demostrando que el rastreo de contactos de forma digital podría controlar la pandemia.

En el resumen del documento, los científicos señalan:

Concluimos que la propagación viral es demasiado rápida para ser contenida por el rastreo manual de contactos, pero podría controlarse si este proceso fuera más rápido, más eficiente y sucediera a escala.

Una aplicación de rastreo de contactos que crea una memoria de contactos de proximidad y notifica inmediatamente a los contactos de casos positivos puede lograr el control de la epidemia si es utilizada por suficientes personas.

Fig 2 de la investigación refleja tendencia de infectados con síntomas, asintomático y por el entorno. Fuente: Science

Los resultados señalan que se expande la curva de la pandemia en función de los aislamiento por rastreos por síntomas, y el rastreo de contacto instantáneo. Como se puede ver en la gráfica de la Fig. 3 de la investigación.

Estos resultados motivaron los científicos a diseñar un algoritmo que podría aplicarse en una app de rastreo del movimiento, que también les notifique automáticamente si han entrado en contacto con alguien que se sabe que ha contraído el virus.

Los investigadores afirman que esto los alentaría a autoaislarse de inmediato y evitar una mayor propagación.

Fig. 4. Funcionalidad principal es reemplazar el trabajo de una semana de rastreo manual de contactos con señales instantáneas transmitidas desde y hacia un servidor central. Fuente_ Science

Acerca de la privacidad

Como ha surgido con otras aplicaciones de rastreo presentadas recientemente, las desarrolladoras y tecnológicas deberían comprometerse a no compartir los datos,  ni usar la información después de la pandemia.

Sin embargo, al detener los niveles de propagación se podría volver al estilo de vida antes de Covid-19, sabiendo que existe un dispositivo que podría alertarte si entraste en contacto con una persona afectada, motivando a tomar las medidas de higiene necesarias para reducir la acción del virus y posteriormente autoaislarse para evitar infectar a otras personas.

Si bien, en este punto entra en juego el tema de las políticas de privacidad, también podría manejarse el aspecto del sentido común y el hecho de que con solo compartir tu ubicación podrías reducir la curva de contagio de una pandemia que avanza a pasos agigantados.