La pandemia por coronavirus no solo está afectando al organismo de las personas en muchos países del mundo, pues existe otro tipo de ataques que también se está expandiendo aprovechando la coyuntura de la crisis de salud. En este sentido, el FBI advierte a la colectividad acerca del riesgo de ataque a las plataformas de teletrabajo y aprendizaje en línea.

A través de un anuncio emitido por el Centro de Quejas sobre Delitos en Internet (IC3) del FBI, se alerta acerca del aumento de ciberataques que está afectando no solo a empresas sino a las personas que actualmente utilizan herramientas de aprendizaje y teletrabajo.

“Los actores cibernéticos explotan las vulnerabilidades en estos sistemas para robar información confidencial, apuntar a individuos y empresas que realizan transacciones financieras y participar en extorsiones”.

En tiempos de COVID-19 cualquiera puede ser víctima de un hacker

Si bien los ataques cibernéticos son prácticas que datan desde hace muchos años, que generando pérdidas millonarias a empresas y organizaciones, estos se han incrementado en los últimos tres meses con cifras escalofriantes.

De acuerdo con el FBI, los hackers están usando temas relacionados con coronavirus o COVID-19 para cometer el mayor número de estafas en línea. El reporte oficial señala más de 1,200 quejas desde el 30 de marzo de 2020, que son recibidas y revisadas por los investigadores de seguridad.

Debido al incremento en el uso de herramientas y plataformas de teletrabajo, aprendizaje en línea y trabajo colaborativo, los hackers han cambiado su objetivo a cualquier individuo que se encuentra estudiando o trabajando desde casa.

“Con base en las tendencias recientes, el FBI evalúa que estos mismos grupos se enfocarán en empresas e individuos que trabajan desde su hogar a través de vulnerabilidades de software de teletrabajo, plataformas de tecnología educativa y nuevos esquemas de Compromiso de correo electrónico comercial”, dijo el FBI.

Diversos ataques 

El reporte muestra que las campañas de phishing (envío de correo electrónico fraudulento con enlaces a páginas falsas) son enviados a socorristas. De hecho un reporte reciente señala un aumento del 600% en el envío de estos correos.

Otro de los ataques más implementado es el de Denegación de Servicio DDoS dirigido contra agencias gubernamentales o instituciones de saĺud como el sufrido recientemente por la OMS.

Los atacantes también pueden inyectar ransomware en instalaciones de atención médica, así como creando falsificaciones.

Ataques puntuales a herramientas de teletrabajo

El FBI señala el ataque a estas herramientas de teletrabajo por lo que debes tener cuidado al implementarlas. Una de las plataformas que ha sido fuertemente atacada ha sido Zoom, la herramienta de videoconferencia que es muy usada actualmente, los hackers irrumpen en las reuniones de improvisto.

Software de fuentes no confiables: plataformas de software de teletrabajo con trampas diseñadas para parecerse a las legítimas.

Herramientas de comunicación: secuestro de videoconferencia, escuchas de conferencia.

Acceso a escritorio remoto: abuso de uso compartido de escritorio.

Cadena de suministro: equipos informáticos alquilados con herramientas maliciosas preinstaladas.

Para evitar ser víctima de hackers, el FBI recomienda evitar compartir enlaces de reuniones, evitar descarga de archivos adjuntos ni abrir enlaces enviados por correo electrónico, para conocer más tips de seguridad te recomendamos esta guía para protegerte de los hackers durante la cuarentena.