Aunque la crianza de los hijos ha sido descrita como una de las tareas más gratificantes de la edad adulta, también es una de las más difíciles y desafiantes, incluso en los buenos tiempos.

En medio de la pandemia del coronavirus y la aplicación de severas medidas de contención, a los padres se les presentan nuevos desafíos sobre la mejor manera de satisfacer las necesidades de sus hijos.

Pfizer inicia prueba en humanos de vacuna contra el coronavirus

Atención directa

Con las escuelas y los centros de cuidado infantil cerrados, los padres brindan una atención directa a sus hijos, y para muchos, esto se desarrolla en medio de condiciones estresantes y un alto grado de inseguridad económica.

En un reciente estudio, investigadores de la Universidad de Michigan examinaron cómo los padres están respondiendo a sus hijos durante la pandemia, y encontraron que el estrés y la incertidumbre causados ​​por el coronavirus han pasado factura a los padres, y un número significativo de niños está recibiendo la peor parte.

Aunque el estudio reveló comportamientos preocupantes, no todos los hallazgos fueron sombríos, ya que muchos padres informaron muestras mutuas de amor para con sus hijos.

Los resultados de la investigación muestran que más padres han gritado, vociferado o regañado a sus hijos al menos una vez en las últimas dos semanas. Además, durante ese mismo período de tiempo, uno de cada cinco padres azotó o abofeteó a su hijo.

Para llegar a esas conclusiones, los investigadores realizaron una encuesta en línea una semana después de que la Casa Blanca implementara pautas de distanciamiento social para frenar la propagación del virus. La encuesta incluyó a 562 adultos, de los cuales 288 (51%) eran padres de al menos un niño de 12 años o menos.

Los encuestados informaron sobre su salud mental y bienestar, la crianza y la situación económica durante la pandemia de coronavirus. También proporcionaron respuestas a preguntas abiertas sobre cómo el comportamiento de sus hijos y su crianza ha cambiado desde la crisis de salud global.

Preocupaciones financieras y aislamiento social

Si bien la mayoría de los padres manifestaron que se sienten más cerca de sus hijos mientras se quedan en casa, los padres también informaron altos niveles de castigo psicológico y físico de los niños. Los expertos y los defensores de los niños temen que esto contribuya a un aumento en las tasas de abuso infantil.

El estudio encontró que al 50 por ciento de los padres les preocupa no poder pagar las facturas, y el 55 por ciento, que se agoten las reservas monetarias antes de que pase la crisis.

Con las escuelas y los centros de cuidado infantil cerrados, los padres brindan una atención directa a sus hijos, y para muchos en medio de condiciones estresantes.

La mayoría de los padres (52%) indicó que las preocupaciones financieras y el aislamiento social (50%) se interponen en el camino de su crianza. Del mismo modo, cerca del 20 por ciento de los padres manifestaron que habían azotado o abofeteado a su hijo o hijos al menos una vez en las últimas dos semanas. El doce por ciento dijo que había hecho esto dos veces o más.

El coronavirus ha aumentado el consumo de alcohol entre estudiantes universitarios

Alrededor del 40 por ciento de los padres informaron haber gritado a su hijo más de una vez en las últimas dos semanas. Cuando se les preguntó si este comportamiento es habitual, el 19 por ciento indicó que recientemente estaban gritando más y el 15 por ciento informó un incremento desde la pandemia.

Si bien estas observaciones pueden resultar preocupantes, no todos los hallazgos fueron sombríos, ya que el 88 por ciento de los padres informó que entre ellos y sus hijos habían surgido muestras de amor en las últimas dos semanas.

Referencia: Stress and parenting during the coronavirus pandemic. Parenting in Context Research Lab, 2020. https://bit.ly/340lB22

Más en TekCrispy