Pese a que las muertes por COVID-19 siguen ocurriendo día tras día y ya han superado en un largo trecho a las causadas por el SARS-CoV de 2003, las autoridades siguen refiriéndose al SARS-CoV-2 como un virus relativamente inofensivo.

Respecto a esto, un equipo de investigadores publicó un artículo en la revista The Lancet Infectious Diseases en el que revelan que la tasa de mortalidad por el nuevo coronavirus podría ser más baja de lo que se pensaba según los datos suministrados por China.

Casos leves o asintomáticos de COVID-19

Interesados por determinar la verdadera tasa de mortalidad por infección, una tasa que incluye a las personas con casos leves o asintomáticos que no se habían contado antes, los investigadores decidieron analizar los datos más actualizados.

Esta vez incluyeron los datos de personas que fueron trasladadas a sus diferentes países desde Wuhan, China, durante el brote de COVID-19, a las cuales se les realizaron pruebas de PCR, dirigidas a detectar material genético específico dentro del virus.

También se usaron datos de pasajeros de cruceros como el Diamond Princess, que como explicamos recientemente fue un valioso recurso para estudiar el brote, tomando en cuenta personas que ni siquiera mostraban síntomas estando infectadas.

Al analizar los resultados encontraron que la tasa de mortalidad general por COVID-19 era del 1,38 por ciento, siendo considerablemente más baja que la estimada previamente en Wuhan China, entre el 2 y 3,4 por ciento.

Pacientes de coronavirus pueden presentar anomalías intestinales

La tasa de mortalidad varía según la edad y el país

Además, el nuevo estudio reveló que la tasa de mortalidad varía mucho en función de la edad, como se había estado advirtiendo durante los últimos meses. En niños, la tasa de mortalidad dio 0,0016 por ciento en niños entre 0 y 9 años, mientras que para las personas de 80 años en adelante fue de aproximadamente 7.8 por ciento.

La edad sigue siendo un factor problemático en las infecciones por SARS-CoV-2 según los resultados ajustados de este estudio. Los investigadores observaron que solo el 1 por ciento de las personas menores de 30 años probablemente serían hospitalizadas por la enfermedad, mientras que casi 1 de cada 5 personas mayores de 80 años necesitarían hospitalización.

Estimar este índice de letalidad en tiempo real durante la epidemia es realmente una tarea muy difícil tomando en cuenta que se trata de un virus nuevo y que los datos van cambiando conforme se registran más casos.

Es por ello que Shigui Ruan, profesor del departamento de matemáticas de la Universidad de Miami considera que la tasa de mortalidad por infección “es un dato muy importante que ayudará a guiar la respuesta de varias autoridades gubernamentales y de salud pública en todo el mundo”, aunque ciertamente, este podría variar de un país a otro.

Referencia:

Estimates of the severity of coronavirus disease 2019: a model-based análisis. https://www.thelancet.com/journals/laninf/article/PIIS1473-3099(20)30243-7/fulltext

Más en TekCrispy