La menstruación es un proceso completamente natural en la vida de la mujer, pero no todas la experimentan de la misma manera. Algunas pueden seguir con su día a día tranquilamente y sus períodos son muy regulares, otras sufren síntomas que las dejan en cama durante unos días, mientras que otras deben estar más alertas a los síntomas ya que no son tan puntuales.

Y a pesar de que el malestar detrás de la menstruación puede estar asociado a algunos factores como endometriosis o síndrome de ovario poliquístico, los estudios recientes sugieren una solución general para reducir los síntomas y mejorar su regularidad: ejercicio y alimentación.

Sin embargo, incluso las mujeres atletas pueden experimentar trastornos menstruales, y la solución parece ser optimizar su rutina con una buena alimentación. De hecho, un estudio publicado en Journal of the Endocrine Society revela que el ejercicio acompañado de una buena alimentación, que incluya unas calorías adicionales por día, puede ayudarlas a recuperar su ciclo menstrual.

Entre 300 y 400 calorías adicionales

El estudio incluyó a 62 mujeres jóvenes que hacen ejercicio frecuente pero cuyos períodos menstruales son poco frecuentes las cuales dividieron en dos grupos: 32 de ellas aumentaron su consumo en un promedio de 300 y 400 calorías por día, mientras que las otras 30 mantuvieron sus hábitos de ejercicio y alimentación durante los 12 meses de seguimiento.

Los investigadores notaron que las mujeres que consumieron calorías adicionales durante el estudio, tenían el doble de probabilidades de tener su período menstrual en comparación con las mujeres que mantuvieron su rutina regular de ejercicio y alimentación.

Muchas mujeres, cuando inician una rutina de entrenamiento intensa, experimentan cambios en su ciclo menstrual como retrasos en el mismo, corta duración. Por lo que no se equivoca Mary Jane De Souza, de la Universidad Penn State, al afirmar que “estos hallazgos pueden afectar a todas las mujeres que hacen ejercicio, porque muchas mujeres se esfuerzan por hacer ejercicio por razones competitivas y relacionadas con la salud, pero pueden no estar obteniendo suficientes calorías para apoyar su ejercicio”.

La gran ventaja es que hacer esto evita la terapia con medicamentos, y supone una alternativa más natural para el problema. Sin embargo, De Souza recomienda implementar esta estrategia con ayuda de un nutricionista.

Referencia:

Consuming extra calories can help exercising women avoid menstrual disorders. https://medicalxpress.com/news/2020-03-consuming-extra-calories-women-menstrual.html