Las redes sociales están inundadas de publicaciones que sugieren que el coronavirus, que ha cobrado más de 35.000 vidas en todo el mundo, está en el aire, lo que ha provocado el pánico entre las personas.

Pensando que el virus puede viajar en el aire, muchos han comenzado a creer que tarde o temprano se infectarán con el coronavirus. Sin embargo, en un informe científico recientemente publicado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) rechaza estas afirmaciones.

Kids & COVID-19: una web que ofrece recursos para la atención de niños afectados por el coronavirus

Evidencia actual

En el informe, el máximo ente sanitario señala que “según la evidencia actual”, el coronavirus se transmite a través de “gotas respiratorias y vías de contacto”, haciendo referencia de que el virus se encuentra en gotas de moco o saliva creadas a través de la tos y los estornudos.

En un tweet, la OMS aclara que el coronavirus no está en el aire.

“El virus que causa COVID-19 se transmite principalmente a través de gotitas generadas cuando una persona infectada tose, estornuda o habla. Estas gotitas son demasiado pesadas para estar suspendidas en el aire, por lo que caen rápidamente en el piso u otras superficies”.

La OMS recalca la importancia del lavado frecuente de las manos, la higiene de las vías respiratorias, la limpieza y desinfección del medio ambiente, así como mantener las distancias físicas.

Es sabido que estas gotas pueden viajar solo distancias cortas a través del aire y aterrizar sobre personas o superficies que luego las personas tocan. La detención de este tipo de transmisión es la razón por la cual los funcionarios de salud pública instan a las personas a lavarse las manos con frecuencia y no tocarse la cara, ya que eso podría hacer que el virus entre en contacto con la boca, la nariz o los ojos.

La transmisión del coronavirus SARS-CoV-2 puede ocurrir por contacto directo con personas infectadas y por contacto indirecto con superficies del entorno inmediato o con objetos utilizados por una persona infectada.

Entornos médicos

Si bien hay virus, como el que provoca sarampión, que pueden permanecer en el aire durante largos períodos de tiempo e infectar a quien lo respire, en el contexto de COVID-19, la transmisión por vía aérea solo puede ser posible en circunstancias y entornos específicos en los que se realizan procedimientos que generan aerosoles, principalmente entornos médicos.

Un informe científico recientemente publicado por la Organización Mundial de la Salud rechaza las afirmaciones de que el coronavirus se mantiene suspendido en el aire.

Sobre la base de las pruebas disponibles, incluidas las publicaciones recientes, la OMS sigue recomendando precauciones para las personas que cuidan a pacientes con COVID-19 y precauciones en materia de contacto y transporte aéreo para las circunstancias y los entornos en que se realizan los procedimientos de generación de aerosoles.

Iconfinder ofrece 200 vectores gratuitos relacionados con el Coronavirus

Al mismo tiempo, otros países y organizaciones, incluidos los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos y el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades, recomiendan precauciones de contacto y transporte aéreo para cualquier situación que implique la atención de pacientes con COVID-19, y consideran que el uso de mascarillas médicas es una opción aceptable en caso de no disponer de respiradores (N95, FFP2 o FFP3).

En el informe, la OMS sigue insiste y recalca la importancia fundamental del lavado frecuente de las manos, el protocolo para la higiene de las vías respiratorias y la limpieza y desinfección del medio ambiente, así como en la importancia de mantener las distancias físicas y evitar el contacto cercano y sin protección con personas con fiebre o síntomas respiratorios.

Referencia: Modes of transmission of virus causing COVID-19: implications for IPC precaution recommendations. World Health Organization Newsroom, 2020. https://bit.ly/2WSiPdC

Más en TekCrispy