Para las nuevas generaciones, John Krasinski es el director del éxito de terror y suspenso ‘A Quiet Place’, el “héroe” de acción Jack Ryan –serie de Amazon Prime Video– y el esposo de Emily Blunt, sin embargo, los fanáticos de ‘The Office’ sabrán que si hay un personaje épico de los que ha interpretado el actor, ese es Jim Halpert.

Asimismo, muchos de los más jóvenes sabrán que Steve Carell es definitivamente un tipo graciosísimo, sin embargo, solo pocos recordarán el asombroso y comiquísimo trabajo que hizo el actor como el peculiar jefe de ‘The Office’, Michael Scott.

Listo para repartir buenas nuevas

Sea como sea, todo el mundo debería aprovechar esta oportunidad no solo para celebrar el aniversario número 15 de la serie, sino para ver cómo Krasinski y Carell tuvieron una reunión a distancia para conmemorar el programa que se convirtió en un éxito del género de la comedia.

Siguiendo las medidas preventivas por todo el tema del coronavirus, Krasinski creó una peculiar serie en YouTube para ofrecer conmovedoras historias y algunos invitados especiales. Como parte de su primer show, recibió como invitado a Carell, para tener un reencuentro en línea en marco de la celebración de un año más desde que el programa se lanzó.

Ambos actores tomaron el espacio para conversar sobre aquellos viejos tiempos mientras grababan la popular comedia de NBC, y, así como muchos deben estar acostumbrados cuando algunas estrellas de ‘The Office’ se reúnen en algún lugar, el tópico de un posible reencuentro salió a la luz. “Esperemos que algún día podamos reunirnos como personas”, se agregó.

Sin lugar a dudas, Krasinski ha tenido una idea genial con este especial por YouTube, enfocado en dar buenas noticias en momentos tan “oscuros”. Esperamos que a medida de que los episodios avancen, la motivación se eleve y se cumpla el deseo de muchos de poder contar con un episodio reunión de la cómica serie.

Mientras tanto, invitamos a todos los que tengan la oportunidad a ver la serie y disfrutar de la comedia americana que, quince años después, sigue dando de qué hablar.