Apple, a lo largo de los años se ha destacado por presentar diseños tan innovadores como icónicos que siempre dejan al público hablando de ellos. Sin embargo, en los últimos años, otras empresas como Microsoft, su eterna rival, han comenzado a destacarse en campos en a los que Apple aún no había llegado.

Un ejemplo de ello se trata de la fabricación y diseño de computadoras con procesadores ARM. Gracias a su arquitectura, los mismos son más pequeños, ligeros y económicos mientras que, a la vez, ofrecen una velocidad de procesamiento mucho mayor con un sistema de instrucciones mucho más simple y eficiente.

Desde el 2012 Microsoft ha traído sus líneas de equipos con procesadores ARM, los cuales inauguró con la Surface RT. Ahora, un nuevo rumor ronda en el aire que podría indicar la llegada de este tipo de procesadores a los equipos iMac y Macbook de Apple.

¿La espera finalmente terminará?

Todo ha comenzado gracias a los reportes ofrecidos en el mes de febrero por el analista de Apple, Ming-Chi Kuo. Nuevamente, sus contactos en la línea de producción asiática de los equipos de la empresa californiana lo han puesto sobre la pista de uno de los cambios más grandes que la compañía pretende hacer a sus diseños.

Por los momentos, no parece haber muchos detalles con respecto a esta noticia. Sin embargo, sí existe la fuerte sospecha de que la empresa opte por hacer sus propios procesadores en lugar se soportarse en aquellos hechos por terceros como Intel.

Sumado a esto, según los reportes de Kuo, el inicio de las movilizaciones de estos posibles nuevos equipos se daría en el último trimestre de este año. Por lo que, la presentación de estos podría llegar a darse a finales de la primera mitad del 2021.

¿Por qué hacer este cambio ahora?

Como podemos ver, Apple ha esperado una cantidad considerable de años antes de dedicarse a realizar este cambio. Tal vez el motivo de su nuevo impulso se deba a que han detectado una oportunidad nueva en el mercado. O, incluso, puede ser que se estuvieran tomando su tiempo para ser capaces de ofrecer una alternativa que no solo los dejara entrar en la competencia, sino destacarse en ella.

Por otra parte, la decisión de ir por chips ARM propios puede deberse a un deseo de crecimiento posterior. Si eligieran utilizar los procesadores de Intel, por ejemplo, la empresa debería ajustarse a los planes de desarrollo y crecimiento de esta otra compañía. Pero, si posee sus propios modelos, entonces podrá realizar los planes a sus anchas.

Asimismo, como lo mencionamos más arriba, los procesadores ARM son ya naturalmente más económicos, pero, contar con unos propios podría bajar los costos de producción en un 40 o 60%. Esto también podría llevar a la esperada creación de modelos más asequibles de las conocidas Macbook y las iMac. Pero por ahora no se ha escuchado nada de parte de Apple sobre este tema.

Se espera que este nuevo procesador de ARM sea de 5nm –la misma potencia que el del iPhone 12, originalmente pautado para este año, y del iPad mini-LED de Apple. Con ello, la empresa podría también aprovechar las capacidades de la nueva tecnología para dar un salto significativo en cuanto a las capacidades de trabajo de sus equipos y rendimiento de los mismos.

¿El coronavirus podría retrasar los planes de Apple?

Ya hemos escuchado que otros equipos de la empresa, como el esperado iPhone 12, podrían terminar postergados para el año siguiente si la crisis del coronavirus continúa agravándose. Las entregas del iPhone de este año, por ejemplo, han sido pospuestas de junio hasta agosto como una medida de prevención.

Por su parte, parece que la fabricación y procesamiento de las nuevas iMac y Macbook estaban principalmente planeados para el año siguiente. Debido a lo cual, tal vez estas no vean su itinerario tan afectado. No obstante, todo dependerá de cómo se desenvuelva la crisis del coronavirus en los siguientes meses y en si la misma llega a extenderse más allá de la primera mitad de este año.