Clases en línea, teletrabajo y entretenimiento en línea, son las principales razones por el uso de Internet se ha disparado en el último mes tras la crisis generada por la pandemia del coronavirus. Sin embargo, este amplio consumo pone sobre la palestra la capacidad de la infraestructura de la red de redes y cómo los gigantes tecnológicos podrían enfrentar o evitar el colapso de las mismas en el futuro.

Recientemente Kentik, una compañía de análisis de redes, se reunió vía online con ejecutivos de empresas que actualmente están sufriendo mayor demanda de ancho de banda durante la cuarentena, como lo Dropbox, Equinix, Netflix y Zoom. Durante la reunión discutieron los desafíos a los que están enfrentando las compañías y sus planes para solventarlos.

Mayor demanda de tráfico

Según estimaciones, el consumo de datos se incrementó en diferentes países entre un 20 y 30 por ciento en un mes, generado por el confinamiento, el teletrabajo y las clases en línea así como el tráfico en aplicaciones y plataformas de entretenimiento como Netflix. 

Esta compañía de streaming sostuvo conversaciones con un ejecutivo de la Unión Europea, donde señaló su preocupación de que este alto consumo de datos saturara las redes de telecomunicaciones y comprometer el tráfico.

“Recibí una llamada ayer con un regulador de un país europeo que literalmente me dijo, en un mundo ideal, cada uno de nuestros ciudadanos estaría sentado en su casa en un sofá mirando Netflix en este momento”, dijo Dave Temkin, vicepresidente de redes de Netflix. “Y, obviamente, no creo que eso sea algo que cualquier funcionario del gobierno hubiera dicho antes de la situación actual”.

Esto llevó que Netflix y otras empresas de entrenimiento como Disney Plus y Facebook redujeran la calidad de sus transmisiones en línea en un 30 por ciento.

Asimimismo, usuarios de Estados Unidos reportaron caídas del servicio de streaming durante la cuarentena.

Por otro lado el cambio en los patrones de consumo de otras empresas como  Dropbox y Zoom también se ha visto afectado.

“Habrá diferentes patrones en los que solíamos tener mucho tráfico proveniente de una de una universidad y de miles de cuentas y ahora veremos una gran cantidad de tráfico proveniente de miles de lugares diferentes de muchas redes diferentes de la misma gente “, dijo Dzmitry Markovith, director de ingeniería de Dropbox.

Estas 3 apps te ayudarán a estar alerta ante los síntomas del Coronavirus

Debido al incremento de videoconferencias y reuniones en línea por teletrabajo y clases remoto, llevó a que el número de descargas de Zoom se incrementara de 171.574 el 15 de febrero a 2.410.171 el 25 de marzo, de acuerdo con VentureBeat.

Enfrentando desafíos 

Estos cambios drásticos en la forma de vida de las personas y por su puesto del equipo de trabajo de las empresas de tecnología que tienen que responder a esta amplia tasa de consumo llevó a las empresas a replantearse muchas cosas.

Bill Long, vicepresidente senior de administración del gigante de centros de datos Equinix, dijo que las compañías han visto picos en el tráfico que van del 10% al 40%, según la región.

Del mismo modo, muchas de estas compañías aseguraron haber creado un exceso de capacidad, mientras automatizaban la administración de sus redes.

De esta forma, han podido gestionar y solventar la amplia carga de Internet durante “un período de imprevisibilidad salvaje”.

La mayoría de las empresas buscan adecuar sus redes para adaptarse a estos nuevos desafíos, no solo a nivel de capacidad y flexibilidad. Por ejemplo, Netflix acudió a Amazon Web Services, para asignar una mayor capacidad cuando sea necesario y ayudar a mantener estable la transmisión de video.

La mayoría de las compañías señalaron estar trabajando para que sus productos puedan adecuarse al nivel de cómputo y conexión con el que cuentan los usuarios en casa y que muchas veces no están adecuados para implementar herramientas de teletrabajo y estudio a distancia.

Sin embargo, esto podría ser contraproducente, pues se incrementaría el tráfico en las redes, por lo que las plataformas deberían contar con un plan de contingencia para superar los desafíos que se generen a partir de acá.

Sin duda las tecnológicas no la tienen fácil pues deberán tratar de cubrir una demanda de una sociedad que lucha por llevar una “vida normal”  a través de la tecnología.

Más en TekCrispy