SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19.

Una de las peculiaridades del SARS-CoV-2 es que, a pesar de ser tan contagioso, no afecta a todas las personas por igual, y de hecho, hay una marcada diferencia en la intensidad de los síntomas en pacientes de diferentes edades.

Por ejemplo, los niños rara vez desarrollarán síntomas intensos, y los adultos jóvenes generalmente puede aislarse en casa mientras se recuperan de la enfermedad. Sin embargo, los adultos mayores y las personas con enfermedades preexistentes y crónicas como la diabetes, enfermedad cardiaca e hipertensión.

Sin embargo, no todos los casos fatales corresponden a estos grupos de alto riesgo: algunas personas que murieron por la enfermedad eran previamente sanas e incluso relativamente jóvenes, lo cual es digno de atención.

De hecho, los investigadores ya han planteado teorías para intentar explicar el porqué de esta selectividad, y algunas invitan a explorar los genomas de los pacientes para detectar variaciones de ADN.

Sospechoso: el gen que codifica la enzima ACE2

Los investigadores aún tienen muchas dudas respecto a lo que surgirá en la búsqueda de genes, pero también tienen algunos genes sospechosos identificados para confirmar o descartar rápidamente. Entre ellos, el gen que codifica la enzima convertidora de angiotensina 2 de la proteína de la superficie celular (ACE2), la cual es usada por el coronavirus para ingresar a las células de las vías respiratorias humanas.

Existe la posibilidad de que las variaciones del gen ACE2 que alteran el receptor podrían facilitar o dificultar la entrada del virus en las células, lo cual podría explicar por qué algunas personas son más vulnerables que otras. Esta idea es apoyada por el inmunólogo Philip Murphy del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, cuyo laboratorio identificó en una ocasión que una mutación relativamente común en otra proteína de la superficie celular humana, CCR5, hacía a algunas personas altamente resistentes al virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Ya hay varios proyectos en marcha dirigidos a recolectar la información necesaria para dicho análisis, y los hallazgos podrían ser de gran utilidad para identificar aquellos individuos con mayor riesgo de desarrollar síntomas graves y predecir cuáles podrían estar más protegidos.

Referencia:

How sick will the coronavirus make you? The answer may be in your genes.  https://www.sciencemag.org/news/2020/03/how-sick-will-coronavirus-make-you-answer-may-be-your-genes#