Este lunes se han salido los resultados de la prueba del cororonavirus del Primer Ministro del Reino Unido, Boris Johnson. Con la misma, queda conformado que Johnson ha pasado a ser parte de los ya miles de casos afectados que se presentan por toda Gran Bretaña.

Un video fue el método que el Primer Ministro eligió para dar a conocer al mundo la noticia. El mismo se publicó en su cuenta de tuiter. Dentro de la breve introducción que da la grabación escribe “En las últimas 24 horas, he desarrollado síntomas leves y he dado positivo por coronavirus”.

Dentro de las declaraciones dadas en el breve video de 2 minutos, Johnson ha aclarado que se mantiene aislado y que continuará con sus labores de liderazgo desde su hogar a través de videollamadas y otros medios afines. El Primer Ministro también ha aprovechado el momento para reconocer los esfuerzos de todos los británicos que se encuentran cumpliendo con la cuarentena, así como el de aquellos pertenencientes a los sectores esenciales que continúan acudiendo a sus trabajos para combatir la epidemia del coronavirus.

Sumado a ello, dentro de sus comentarios ha reforzado la importancia de las medidas de cuarentena aplicadas y ha dicho que quedarse en casa “es lo correcto”. Para terminar su comunicado, ha invitado a mantenerse en sus hogares, ya que así podrán derrotar juntos al COVID-19.

Johnson y el método “Herd Immunity”

Esta no es la primera vez en este par de semanas en el que Johnson llega a los titulares del mundo. Tan solo un tiempo atrás, sus declaraciones causaron revuelo en el mundo cuando afirmó que tenía planeado implementar en todo el Reino Unido la “Herd Immunity“. Este, en español, se entendería como “Inmunidad de rebaño”.

En la actualidad, el Reino Unido ha terminado por decantarse por las medidas de aislamiento y cuarentena adoptadas por el resto del mundo. Sin embargo, para ello primero tuvo que pasar por el escándalo que generó la sugerencia de este método “alternativo” para luchar contra la enfermedad.

Según las declaraciones de Johnson, poco a poco se podría construir una “inmunidad colectiva” entre sus ciudadanos si, en lugar de mantenerlos en casa alejados del virus, permitieran que estos circularan normalmente por la ciudad.

La premisa de este método no es controlar al coronavirus, como sí lo es la de las medidas de aislamiento. En este caso, lo que se busca es permitir que este corra libremente y que, a medida que la población se enferme y luego se recupere de la enfermedad, se vaya construyendo un cerco inmunológico natural para la misma. Uno que, a la larga, significaría una disminución paulatina y natural de los casos registrados del COVID-19.

Sin embargo, esto implica dejar a merced del virus a toda la población británica. Y, según las estadísticas de la OMS, eso implicaría arriesgarse a que, al menos el 20% de esta sufra de complicaciones graves a causa del coronavirus. Johnson al final declaró que este método había sido descartado porque ponía en riesgo demasiadas vidas, ahora vemos que incluso la suya.