Desde que se identificó a finales de 2019, el impacto de la enfermedad COVID-19, causada por el coronavirus SARS-CoV-2, se ha extendido a niveles pandémicos, con más de 500.000 casos diagnosticados en más de 190 países.

Los datos preliminares se centraron en las manifestaciones respiratorias graves, observadas predominantemente en adultos, con escasos datos iniciales sobre la carga de COVID-19 en los niños. Si bien los casos en niños han sido menos graves que en adultos, estar en un grupo de edad joven no es una garantía de protección.

Distanciamiento social en India pone en riesgo a millones de personas

Ofrecer apoyo

Las pruebas preliminares indican que los niños tienen las mismas probabilidades que los adultos de contraer el SARS-CoV-2, aunque es menos probable que sean sintomáticos o desarrollen síntomas graves. No obstante, el rol de los niños en la transmisión del virus sigue siendo incierta.

Los signos y síntomas de COVID-19 en los niños pueden ser similares a los de las infecciones respiratorias virales comunes u otras enfermedades infantiles. Es importante que los proveedores pediátricos tengan una sospecha adecuada de COVID-19, pero también que continúen considerando y realizando pruebas para otros diagnósticos, como el de la gripe.

Es crucial asegurarse que los niños sigan siendo vacunados y tengan acceso a la atención pediátrica de rutina que es esencial para mantenerlos sanos.

Como una iniciativa que busca ofrecer apoyo, la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland lazó un sitio web especial de COVID-19 para proveedores y consultorios de atención médica pediátrica, padres y niños.

Este recurso reúne importantes investigaciones, orientación profesional para las prácticas pediátricas y consejos prácticos para padres y cuidadores de niños contagiados con el coronavirus.

Fácil acceso

La iniciativa, llamada de Kids & COVID-19, es una página web que ofrece recursos para consultorios y hospitales pediátricos, incluyendo protocolos, orientación y recursos clínicos, así como recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría para las visitas de niños enfermos y sanos, y datos sobre la carga de la enfermedad de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los factores de riesgo y la presentación clínica en los niños.

Si bien los casos de enfermedad COVID-19 entre niños han sido menos graves que en adultos, estar en un grupo de edad joven no es una garantía de protección.

En referencia a esta iniciativa, el doctor James Campbell, profesor de pediatría en la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland y especialista en enfermedades infecciosas, comentó:

“Queremos asegurarnos de que las familias, los consultorios, los hospitales y cualquier otro proveedor de cuidado infantil tengan los recursos que necesitan en la atención pediátrica de COVID-19 en un lugar de fácil acceso”.

Kids & COVID-19 también pretende ser un recurso para las familias, proporcionando videos educativos para niños sobre COVID-19 y consejos importantes para hablar con los niños sobre esta enfermedad.

Los impulsores de esta iniciativa señalan la importancia que tiene que los sistemas de salud estén preparados. En este sentido, es crucial asegurarse que los niños sigan siendo vacunados y tengan acceso a la atención pediátrica de rutina que es esencial para mantenerlos sanos.

Referencia: Kids & COVID-19. University of Maryland School of Medicine, 2020. https://www.medschool.umaryland.edu/CVD/Kids–COVID-19/

Más en TekCrispy