En estos momentos, el mundo está siendo sacudido por los embates de un enemigo invisible pero poderoso, el coronavirus. El mismo ha causado crisis de salud en todo el planeta y ha hecho que el sistema económico mundial se tambalee.

Países como Italia, España y Francia en Europa están viendo la peor cara de esta enfermedad. Asimismo, en América, esta situación ha caído sobre los Estados Unidos. Para este momento, Nueva York se ha convertido en la ciudad más abatida por el coronavirus.

Tan solo en el último reporte se han unido más de 9.000 casos de la enfermedad al conteo de afectados en todo el país. Esto eleva el total a más de 48.700 contagiados. Dentro de esta crisis de salud, el gobierno y también cada estado ha tomado medidas para evitar que el contagio aumente.

Una de las principales precauciones tomadas ha sido el distanciamiento social y la cuarentena. Pero, mientras que ello ayuda a facilitar la labor del sistema de salud, también evita que la economía siga su curso regular.

Muchos trabajadores independientes, irregulares o contratados se han visto desamparados a medida que no pueden continuar con sus labores debido a la cuarentena. Asimismo, a falta de clientes muchos negocios han tenido que optar por cortar personal. Al final, todo esto se confabula para generar la cifra más grande de desempleo que el país había registrado desde hace casi más de 40 años.

Estados Unidos registró 3 millones de notificaciones de desempleo

Solo ayer, el Congreso de los Estados Unidos comunicó estar a punto de llegar a un consenso en cuanto a la liberación de un total de 2 mil millones de dólares para ayudar a la sociedad en medio de la crisis económica que vive.

El gobierno se ha comprometido a ayudar a aquellos que han quedado desprotegidos o desempleados por causa de la necesaria cuarentena. Para poder recibir el beneficio, los estadounidenses deben declarar su situación ante los organismos del gobierno.

Durante las últimas semanas, el número de declaraciones de desempleo había venido aumentando con una preocupante velocidad. Tanto así que, el grupo de banca de inversión Goldman Sachs incluso predijo, según los análisis de sus investigadores, que para esta semana la cantidad de reportes de desempleo llegaría a los 2 millones.

Declaración semanal de desempleo en EE.UU. Enero, 2000 – Marzo, 2020. / Crédito de la imagen: Axios / Fuente de los datos: FRED.

Sin embargo, ahora vemos que hasta esta fatalista proyección se ha quedado corta ante la realidad. En estos momentos, más de 3.3 millones de personas han solicitado el seguro de desempleo que ofrece el gobierno.

Con este monto, la cifra de desempleo en Estados Unidos se convierte en la más alta de su historia. Ella cuadruplicado la, antes más alta, de 800 mil reportes de desempleo, que se registraron en octubre de 1982, durante la Gran Recesión.

Los economistas no tienen proyecciones positivas

Ante estas perspectivas, los investigadores de Goldman Sachs también han proyectado que otras áreas de la economía se verán afectadas. Tal como lo hemos mencionado antes, debido a la cuarentena y a las restricciones por sectores, muchos negocios están experimentando una escasez –o incluso una falta total– de clientes.

“El gasto de los consumidores en deportes y entretenimiento, hoteles, restaurantes y transporte público, en particular, ya se ha reducido drásticamente” ha sido una de las declaraciones del grupo de banca de inversión.

Según sus proyecciones, se puede esperar que estos sigan disminuyendo y que, además, se presente un bajón “sin precedentes” en las ganancias de variadas industrias debido a las consecuencias del coronavirus.

Desde otra perspectiva, los analistas del Bank of America Global Research han proyectado que probablemente las áreas de entretenimiento y deportes serán unas de las más afectadas.

¿Cómo limpiar tu smartphone para evitar la propagación del coronavirus?

Ambas suelen contar con un gran número de trabajadores por hora, lo que hará que, a falta de ingresos, se vean en la necesidad de sacarlos de sus filas. Con cada vez menos personas activas trabajando, el poder adquisitivo de la población disminuye y, como consecuencia, también los ingresos de los negocios que traten de hacer vida en ellas.

Esto puede ocurrir en cualquier comento en la economía de cualquier país, pero, ahora, este fenómeno se está dando como una consecuencia secundaria del coronavirus y, su mantenimiento se está convirtiendo en una causa directa del estancamiento económico y laboral que comienza a vivir el país.

Un récord que opaca a otro récord

Hasta ahora, Estados Unidos había logrado mantener una cifra récord de dos años consecutivos en los que se presentaba una sostenida reducción de las tasas de desempleo. Además, tenía casi más de una década presentando una clara tendencia a la baja en esta área. Ahora, este logro ha sido cortado de raíz por la aparición de la cifra de desempleados más alta en la historia de la nación.

Este se trata de un gran cambio para un problema que solo ha tenido unos meses para desenvolverse. Pero, esto solo es una muestra de lo fluctuante que puede ser una economía y de lo fácil que esta se puede tambalear cuando se presenta una situación para la cual no se tienen las herramientas adecuadas para hacerle frente.

Más en TekCrispy