Tenemos tristes noticias para los fanáticos del género de terror, en específico los seguidores de las producciones de culto y los clásicos: el director Stuart Gordon falleció el día de ayer a los 72 años de edad, por motivos que aún no han sido revelados ni por su equipo, ni por sus familiares.

Mejor conocido por las cintas del género de 1980, como ‘Re-Animator’ y ‘From Beyond’, Gordon deja a su paso un trabajo excepcional no solo en el séptimo arte, sino en el teatro independiente, así como una exitosa “empresa”, la Compañía de Teatro Orgánico –que fundó junto con su esposa Carolyn Purdy-Gordon–.

Nos despedimos de otra estrella

Entendemos que algunos de nuestros lectores podrían no saber quién es Stuart Gordon, pero si desean aceptar recomendaciones para la cuarentena –y son fanáticos de las cintas de culto, y de terror–, podrían pasearse por algunos de sus títulos, sobre todo los que mencionamos anteriormente (uno de los links estará al final de la nota).

Gordon también sirvió como co-creador de la franquicia ‘Honey, I Shrunk the Kids’; produciendo la secuela de la cinta y escribiendo para la serie de televisión. Asimismo, trabajó con la estrella Christopher Lambert para ‘Fortress’, con Stephen Dorff para ‘Space Truckers’ y con William H. Macy para ‘Edmond’.

Dentro de sus logros en sus últimos años, estuvo trabajar en el teatro de Los Ángeles, como director de la exposición individual ‘Nevermore… An Evening with Edgar Allen Poe’, pieza protagonizada por Jeffrey Combs –quien fue también el protagonista de ‘Re-Animator’–.

“Era un ícono en el género de terror, un mentor amado y una luz brillante que inspiró y alentó a los aspirantes a cineastas de género a sobresalir en su oficio. Dejó sus huellas digitales en la industria del cine para que las generaciones futuras lo disfruten”, aseguró uno de sus representates.

Adicional, Gordon dirigió y coescribió para ‘Re-Animator: The Musical’, producción que ganó varios premios y fue alabado por la crítica; asimismo, ganó un Premio Stage Raw por su rol como director de ‘Taste’, un drama que se estrenó en 2014, que se basó en una historia real en la que un hombre aceptó ser comido por otro.