Ya hemos hablado bastante de los síntomas del COVID-19, la enfermedad que ha logrado extender por casi todo el mundo y que ha merecido una declaración de pandemia de parte de la Organización Mundial de la Salud: tos seca, dolor de garganta, fiebre, secreciones y constipación nasal, y en los casos más graves, dificultad para respirar.

Alrededor del 80 por ciento de los casos experimenta síntomas leves y puede recuperarse sin complicaciones. De hecho, algunos ni siquiera llegan a experimentar síntomas, como es el caso de los niños. Y a pesar de ser positivo por un lado, también tiene su lado malo porque las personas infectadas creen que están sanas y puede propagar la enfermedad a otros.

Esto figura en la lista de preocupaciones de los médicos y científicos que se encuentran investigando el virus, pero tal parece que hay una forma de identificar a las personas infectadas de manera asintomática. Y es que tal parece que precisamente estos casos sí muestran un signo muy curioso: la pérdida del olfato.

La anosmia, una herramienta de detección de COVID-19

Partamos de que no se trata de una idea nada nueva. Los expertos indican que desde hace tiempo la pérdida repentina del olfato, también conocida como anosmia, puede estar asociada con ciertas infecciones respiratorias.

Y este sábado la Asociación Británica de Otorrinolaringología, una organización profesional que representa a cirujanos de oído, nariz y garganta en el Reino Unido, publicó un comunicado en su sitio web en el que informa que la anosmia podría ser otro síntoma de infección con el nuevo coronavirus.

“Se cree que los coronavirus descritos anteriormente representan el 10-15 por ciento de los casos. Por lo tanto, tal vez no sea sorprendente que el nuevo virus covid-19 también cause anosmia en pacientes infectados”.

Y la evidencia no se limita únicamente al Reino Unido. En su comunicado también informan que “hay buena evidencia de Corea del Sur, China e Italia de que un número significativo de pacientes con infección comprobada por COVID-19 ha desarrollado anosmia”, y que este síntoma podría ser una herramienta de detección de pacientes sin los síntomas comunes.

“En Alemania se informa que más de 2 de cada 3 casos confirmados tienen anosmia. En Corea del Sur, donde las pruebas han sido más generalizadas, el 30% de los pacientes con resultados positivos han tenido la anosmia como su síntoma principal de presentación en otros casos leves”.

Una nueva forma de detener la propagación

La Academia Estadounidense de Otorrinolaringología (Cirugía de Cabeza y Cuello) también se pronunció al respecto este domingo, alegando que tanto la anosmia o falta de sentido del olfato y disgeusia o falta de gusto deben utilizarse formalmente como referencia para identificar posibles infecciones por COVID-19.

En efecto, “la anosmia, en particular, se ha visto en pacientes que finalmente dieron positivo para el coronavirus sin otros síntomas”, según indica la Academia en su comunicado, lo cual “justifica una seria consideración para el autoaislamiento y las pruebas de estos individuos”.

Los médicos sostienen que el haber ignorado estos detalles hasta ahora pudo haber permitido la amplia propagación del coronavirus ocurrida durante el mes de marzo. De ser así, podrían mejorarse aún más los procesos de detección temprana y aislamiento para detener la cadena a esperas de una vacuna.

Referencia:

Los médicos dicen que la pérdida del sentido del olfato podría ser un síntoma del covid-19. https://cnnespanol.cnn.com/2020/03/23/los-medicos-dicen-que-la-perdida-del-sentido-del-olfato-podria-ser-un-sintoma-del-covid-19/