Con el cierre de varias ciudades alrededor del mundo por el COVID-19, seguro muchos se habrán preguntado si viviendo en el campo se encontrarían más a salvo. Esto no ha sido pasado por alto por las autoridades, y casualmente fue sugerido por el alcalde de la capital rusa.

Este lunes Sergei Sobyanin, el alcalde de Moscú, la ciudad más poblada de Rusia, publicó un video en su sitio web en el que reitera que las personas mayores de 65 años de edad “deben cumplir con un régimen en el hogar” entre el 26 de marzo y el 14 de abril con el fin de evitar la exposición al coronavirus.

Lo curioso de ello es que sugirió como una alternativa al aislamiento dentro de la ciudad, escapar a sus casas de campo a fin de reducir el riesgo. “Puede que no le guste e incluso se oponga, pero confíe en mí, está dictado por una sincera preocupación por usted”, dijo.

¿Ilesos del SARS-CoV-2 en el campo?

En su declaración, el alcalde, que también es el encargado de dirigir la respuesta general contra el brote, ha sugerido que en especial las personas mayores podrían irse a sus casas de campo para resguardarse del virus. “Lo mejor que puedes hacer, si puedes, es ir a tu casa de campo, especialmente porque el clima promete ser cálido”, señaló.

Esta recomendación surge ya que parece que muchos residentes de las grandes ciudades de Rusia tienen casas de campo, las cuales se conocen como dachas. Estas constituyen un lugar de escape durante los fines de semana y tiempo de verano, y por lo general son casas de campo de diseño bastante simple con jardines en pequeñas parcelas.

Como indicamos la semana pasada, los investigadores tienen altas expectativas en que la llegada de las altas temperaturas reduzca la propagación del virus y permita avanzar en el desarrollo de las vacunas y evitar más muertes. Sin embargo, los estudios al respecto apenas comienzan, por lo que lo mejor es acatar el confinamiento de la población más vulnerable.

También han recomendado a los jóvenes que “eviten la comunicación personal con las personas mayores” para evitar exponerlos innecesariamente a la infección, así como ayudar en la medida en que fuera posible a los vecinos de tercera edad que vivieran solos.

Rusia intensifica las restricciones

Hasta ahora en Rusia solo han reportado 438 infecciones por COVID-19, la mayoría de las cuales corresponden a personas ubicadas Moscú. Además de ser la capital, Moscú es también la entidad federal más poblada de Rusia con más de 12 millones de habitantes. Por ende, es un punto de atención para las autoridades en cuanto al freno de la cadena de propagación del nuevo virus.

Es por ello que el gobierno ha decidido intensificar las restricciones con la cancelación de eventos culturales y deportivos, cerrando las escuelas pero permitiendo la educación a distancia, e incluso cerrando las fronteras a casi todos los no ciudadanos rusos.

Y aunque suenen un poco drásticas, realmente estas acciones se han quedado cortas en comparación con las tomadas en otros países de Asia y Europa. Sobyanin ha indicado que las personas “pueden ir a la tienda o a la farmacia cuando sea necesario”.

Referencia:

Moscow Elderly Told to Stay Home or Escape to Countryside. https://www.themoscowtimes.com/2020/03/23/moscow-elderly-told-to-stay-home-or-escape-to-countryside-a69717