En medio de la pandemia que se ha generado por causa del coronavirus, cada país se encuentra luchando para controlar el avance de la enfermedad. Para la fecha, algunos se han visto mucho más golpeados que otros, teniendo entre los casos más graves actualmente a Italia y a Estados Unidos.

Recorriendo el mismo camino de contagio de estas dos naciones, podemos encontrarnos con España. Sin embargo, la misma está buscando tomar acciones rápidas que le permitan evitar llegar a tales extremos.

Entre sus más recientes movimientos, nos podemos encontrar con la decisión de hacer que la tecnología tenga un papel más protagónico en la lucha contra el coronavirus. Para ello, han planeado comprar equipos especializados que podrán realizar los test del coronavirus sin tener que exponer a la enfermedad al personal humano.

Las máquinas cuadruplicarían las capacidades de prueba actuales

La decisión del gobierno español ha sido la de traer el sistema de cuidados actual la participación de maquinaria especializada. El deber de las mismas será el de conducir las pruebas de COVID-19 en los casos sospechosos del mismo.

En la actualidad, el alcance de las pruebas diarias ronda los 15 mil o 20 mil individuos. Ahora, con la llegada de los nuevos robots estos números podrían ascender hasta 80 mil pruebas por día.

Gracias a este, la cantidad de diagnósticos tempranos que se podrían hacer serían mayores. Y, como ventaja adicional, los trabajadores no tendrían que exponerse tanto al virus, lo que haría que los rangos de contagio en el personal médico descendieran a medida que el porcentaje de españoles atendidos aumenta.

¿Cómo funcionará la nueva dinámica?

Hasta el momento, son pocos los detalles que se tienen con respecto a la forma en la que funcionarán las máquinas. Por ahora, lo que se sabe es que la idea de España es la de adquirir un cuarteto de estos equipos para empezar.

Tan solo con esa compra, el sistema de pruebas del país recibirá un gran impulso. Durante una breve declaración en el Ministerio de Salud, Raquel Yotti, directora del Instituto de Salud Carlos III (Madrid) comentó:

“Ya se ha diseñado un plan para automatizar las pruebas a través de robots, y España se ha comprometido a comprar cuatro robots que nos permitirán ejecutar 80.000 pruebas por día”.

Por los ahora, esos son todos los detalles que se tienen con respecto a esta medida. Debido a lo cual, probablemente sea necesario esperar que el proceso esté más avanzado para conocer un poco más al respecto.

El 12% de los contagiados en España son trabajadores de la salud

En España, la cantidad de reportes de casos ya supera los 35.000. De este monto, según los estimados del país, al menos el 12% de estos corresponden a trabajadores del área de la salud que se vieron expuestos al virus.

El hecho de que este porcentaje se presente origina una preocupación en el gobierno español. Después de todo, si a medida que el contagio avanza los trabajares se enferman entonces cada vez quedará más lastimada la fuerza de cuidadores que deberían hacer frente al COVID-19.

Para estos momentos, las instalaciones médicas están a punto de exceder sus capacidades. Por lo que, perder personal de este modo podría resultar catastrófico en la lucha por recuperar la buena señal de la nación.

Debido a esto, la mejor alternativa que ha visto el gobierno ha sido sacar a los trabajadores de esa primera línea. Los robots que adquirirán no tendrán riesgo de contagiarse con el COVID-19 y serán 4 veces más eficientes que los humanos en su labor. Ellos podrían ser la diferencia entre el éxito o el fracaso de España en medio de su cruzada.