En este punto, es probable que muchos de nuestros lectores ya hayan empezado a sentirse extraños. El distanciamiento social ciertamente puede causar disgustos por el confinamiento en casa, pero también puede hacer que muchos se sientan aburridos, solos, ansiosos e incluso deprimidos.

Pero no se trata de una situación que se limita únicamente a situaciones de emergencia como las pandemias. Investigaciones previas demuestran que cuando las personas no se sienten conectadas con los demás tienen más probabilidades de resfriarse, de sufrir deterioro cognitivo, e incluso de desarrollar enfermedades cardíacas y vivir menos.

Lo bueno es que no todo está perdido. En medio de esta pandemia, debemos seguir las recomendaciones para ayudar a las autoridades y personal de salud a contener la propagación del virus, por lo que debemos buscar estrategias útiles para evitar o aliviar los efectos negativos de nuestro encierro.

Una de ellas es relacionarnos más con nuestras mascotas. Estudios previos ya habían demostrado que interactuar con una mascota puede reducir los niveles de ansiedad y mejorar el estado de ánimo en las personas. Y ahora Evan MacLean, director del Centro de Cognición Canina de Arizona en la Facultad de Ciencias Sociales y del Comportamiento de la Universidad de Arizona, da fe de ello también.

Las mascotas amortiguan el estrés

MacLean se apoya en varios estudios que sugieren que los perros pueden tener un efecto amortiguador del estrés en las personas cuando estas atraviesan situaciones difíciles. Y no solo a nivel psicológico, sino también fisiológico, porque se ha observado que medidas como la frecuencia cardíaca, la presión arterial y el cortisol han experimentado cambios positivos.

Muchas personas perciben a sus mascotas como amigos y familia, ambas figuran que puede aumentar el sentimiento de apoyo. Los perros en particular pueden proporcionar este mismo efecto, como figuras que estarán a nuestro lado en las buenas y en las malas.

¿Se puede sacar a las mascotas en medio de la pandemia?

Punto De Vista, Ver, Perro, Labradoodle, Schnauzer
Podemos sacar a pasear a nuestra mascota siempre y cuando no sea a un lugar muy concurrido, para evitar el contacto físico con otras personas.

MacLean no parece estar en contra de ello. De hecho, resaltar que caminar, hacer ejercicio y jugar con nuestras mascotas puede tener un impacto muy positivo. Sin embargo, recomienda a los cuidadores no visitar lugares como parques de perros abarrotados, ya que estaría comiendo con el distanciamiento social recomendado.

Emociones sincronizadas

Un estudio publicado el año pasado reveló que los perros pueden sincronizar sus niveles de estrés con los de sus cuidadores. Y tal como indica MacLean, en momentos como este, “eso parece particularmente desafortunado”. Sin embargo, podemos sacarle provecho.

Animales, Personas, Adorable, Buldog, Perro, Lindo
Jugar con nuestra mascota y compartir con ella en casa puede ayudar a reducir el estrés y la sensación de soledad por el ailamiento social.

Si estamos conscientes de que nuestro estado de ánimo decaído puede afectar también el de nuestra mascota, lo más prudente es evitarlo o buscar aliviarlo. Para ello, como ya dijimos, hacer ejercicio y tomar descansos prudentes en el horario de trabajo, puede ser bastante útil. De igual forma, una buena respiración puede ayudarnos a sentirnos relajados.

Por el momento, son acciones necesarias. Mientras más disciplinados seamos siguiendo las instrucciones de las autoridades, evitando salir a las calles, lavando nuestras manos con frecuencia y procurando mantener nuestra salud mental durante el confinamiento, mejores resultados obtendremos.

Referencia:

Dogs can ease your self-quarantine stress. https://www.futurity.org/dogs-self-quarantine-stress-2311802-2/