Seguramente te topaste con varias infografías en internet que presentaban algunos detalles sobre la duración del SARS-CoV-2, el virus que ha causado una pandemia este 2020, en diferentes superficies. Según el informe de referencia, el nuevo coronavirus puede vivir durante 24 horas en cartón y hasta tres días en plástico y acero inoxidable.

Dicho de esta forma, suena como una situación realmente espeluznante. ¿Significa que debemos limpiar urgentemente cada superficie que tocamos? Los científicos que redactaron el informe han aclarado que, en lugar de permanecer intactos, la cantidad de virus cae dramáticamente en unas pocas horas sobre dicha superficie.

La vida media de un virus

La vida media de un virus, también conocida como la tasa de descomposición, es el tiempo que tarda en morir la mitad de los microbios presentes en una determinada muestra, una medida empleada por los científicos para saber cuánto tiempo dura los microbios en las superficies.

Alambre, Cobre, Eléctrica, Parada, Primer Plano, Metal
El cobre fue el material en el que el coronavirus tuvo una vida media menor, de apenas 45 minutos.

En el nuevo estudio, los científicos colocaron gotitas cargadas del virus sobre plástico y observaron su evolución con el paso del tiempo. Después de unas siete horas, la mitad del virus había desparecido, y la mitad de la cantidad que quedaba desapareció otras siete horas después, y así sucesivamente. Al final del segundo día, la población restante era menos del 1/100 de la cantidad general, y para el tercer día los restos del virus apenas se podía detectar.

Cuando realizaron el experimento en otras superficies, notaron que la vida media era más corta: en acero inoxidable era de cinco a seis horas, y en cartón más reducida aún, registrando apenas cuatro horas.

Sin embargo, la superficie en la que el SARS-CoV-2 sobrevivió durante menos tiempo fue el cobre: solos 45 minutos. Y aquí cabe destacar que el cobre es un material conocido desde hace mucho tiempo por sus propiedades antimicrobianas.

La cantidad de virus es importante

Pero lo único que importa no es la vida media del virus, sino también la cantidad, algo que ha afirmado el investigador de la Universidad de Princeton, Dylan H. Morris, que participó en este estudio.

Y es que mientras más virus se depositen en una superficie, mayor será la cantidad que quedará cuando la mitad de ellos haya desaparecido. De modo que, si las gotas empleadas por los científicos para su experimento hubiesen sido más grandes, luego de tres días seguro habrían detectado cantidades considerables aún, aunque evidentemente menores que las iniciales.

“El tiempo absoluto hasta que el virus sea indetectable depende de cuánto virus colocaste inicialmente”, concluyó Morris.

Aunque las condiciones del entorno también tienen cierta influencia en la supervivencia del patógeno sobre las superficies. Por ejemplo, al estar expuesto a la luz solar y a temperaturas más cálidas es probable que se descomponga aún más rápido.

“El hecho de que se pueda identificar un virus en una superficie no significa que sea necesariamente infeccioso”, dijo Gregory A. Poland, un investigador de vacunas en la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota, que no participó en este estudio.

Sin lugar a dudas, esta información es de gran utilidad para aquellas personas que temen tocar su correo fuera de casa o cualquier otra superficie en la calle las pocas veces que se estén permitiendo salir. Sin embargo, no quiere decir que debamos dejar de lado los métodos recomendados hasta ahora: evitar el contacto físico con otras personas y lavarnos las manos frecuentemente son nuestros mejores hábitos en este momento.

Referencia:

Aerosol and Surface Stability of SARS-CoV-2 as Compared with SARS-CoV-1. https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMc2004973