Desde la aparición del coronavirus, el virus que se ha expandido alrededor del mundo generando incluso una pandemia, todos hemos tenido que cambiar nuestro ritmo de vida: saludar a un metro de distancia, usar tapabocas, lavarse las manos cada 20 minutos, son algunas de las medidas que tuvimos que adoptar ante la coyuntura.

Sin embargo, uno de los cambios más drásticos para muchos ha sido empezar a trabajar desde casa, que, aunque a simple vista parecería genial para otros podría convertirse en pesadilla.

Las empresas de sectores de servicios y operativos han tenido que adaptar su metodología de trabajo para sobrevivir al coronavirus. Si bien, muchas compañías del ramo tecnológico adoptaron esta modalidad desde hace mucho tiempo para algunas personas sin duda es una novedad. Pero esto podría convertirse en pesadilla para quienes no cuentan con el entorno adecuado, como una buena conexión a Internet o incluso un lugar privado para trabajar.

Un reporte de The Atlantic, cita datos de la Oficina de Estadísticas Laborales, que señalan que solo el 29 por ciento de los estadounidenses pueden trabajar desde casa, incluyendo uno de cada 20 trabajadores de servicios y más de la mitad de los trabajadores de la información como redactores o periodistas.

Gigantes tecnológicos apuestan por el trabajo remoto

Compañías como Google, Amazon, Facebook entre otros grandes del ecosistema han decidido enviar a sus empleados a casa por estrictas medidas de seguridad, el traslado de equipos de trabajo, conectividad y todo lo que se requiera para optimizar el trabajo a distancia ha sido cubierto por las empresas actualmente.

En España, el gobierno insta a las grandes compañías a enviar a sus empleados a trabajar a distancia con el fin de reducir el contagio por COVID-19, según reporte de El País.

Asimismo, el gobierno puso en marcha un plan de financiamiento para equipos como computadores, teléfonos e impresoras para pequeñas y medianas empresas (pymes), dicho programa es impulsado por la empresa Red.es.

Se prevé dotar a las empresas de una financiación de hasta 200 millones de euros a través del ICO para atender las necesidades financieras de las pymes en sus actividades e inversiones, para la compra y leasing de equipamiento y servicios para la digitalización entre otras y, en particular, para la dotación de soluciones de trabajo no presencial.

Del mismo modo, la Organización Mundial de la Salud recomienda ampliamente el trabajo remoto como medida para reducir la exposición y evitar el contagio de coronavirus:

“Gracias a las herramientas informáticas y digitales, pueden realizarse las tareas laborales diarias desde dispositivos conectados a Internet, incluyendo reuniones online, llamadas virtuales vía voz, videoconferencias o envío de documentos internos”.

¿Cómo influye el teletrabajo en nuestra vida?

Sin duda el trabajo remoto es vital en los tiempos de cuarentena para mantener a flote una compañía, sin embargo, muchos factores podrían afectar el óptimo operatividad de nosotros y por qué no, nuestra salud.

Garantizar una conexión estable, electricidad y telecomunicaciones es vital para que esta alternativa dé sus frutos, para esto, países como Estados Unidos y España han garantizado conexión gratis para los usuarios durante la cuarentena.

Esto es vital porque a distancia el equipo debe mantenerse comunicado, asimismo, reduce nuestros niveles de estrés principalmente cuando especialistas señalan que esta modalidad de trabajo podría afectar nuestra salud mental y física, señalando la importancia de trabajar fuera de casa.

“El trabajo fuera de la casa tiene la importancia de organizar la vida ya que obliga a vestirse, arreglarse, salir y socializar, cosas que también son funciones de cualquier trabajo”, cuenta la psicóloga clínica y laboral Sonia Vaccaro.

Pero por otro lado Peter Warr, profesor emérito del Instituto de Psicología del Trabajo (IWP) de la Universidad de Sheffield, afirman que las personas que trabajan a distancia suelen experimentar una suerte de satisfacción personal, y es que no es fácil organizarse y comprometerse a cumplir con las actividades cuando no tienes a alguien supervisando e incluso con quien interactuar o discutir acerca de cualquier hito.

Hace varios años, Google realizó un proyecto de investigación sobre sus grupos más productivos. La compañía descubrió que la cualidad más importante era la “seguridad psicológica”, una confianza de que los miembros del equipo no avergonzarían ni castigarían a las personas por hablar. Asimismo, otros estudios señalan que los trabajadores remotos corren el riesgo de sentirse aislados personal y profesionalmente.

Superar barreras en busca de nuevas oportunidades

No obstante, la base de todo esto radica en la disposición de las personas ante los nuevos retos, si bien no es fácil “obligarse” a sí mismo a ir a trabajar cuando tu oficina es tu habitación, debemos hacerlo para superar este nuevo estilo de vida.

De hecho, al aprender a trabajar en modo remoto pueden abrirse una ventana de oportunidades que no puedes encontrar al estar trabajando en una oficina durante ocho horas diarias, como la oportunidad de conseguir nuevas y mejores propuestas laborales fuera de tu país, así como la posibilidad de organizar tu agenda a tu gusto.

Si eres de lo que está iniciando el nuevo reto de trabajar desde casa, te dejamos esta guía definitiva para que cumplas con el trabajo remoto sin morir en el intento.